COMPARTE

Enmillyn Araujo

Brenda Briceño, fisioterapeuta y paciente oncológico, denunció a través del
programa Primera Voz, trasmitido por El Carabobeño Radio (ECradio) la falta de
medicamentos a los que están expuestos los pacientes venezolanos.

La Federación de Farmaceutas  y la ONG exponen que, en febrero de 2014 la escasez
de medicinas rondaba en un 20% y ahora se ubica en un 80%,
 se advirtió al gobierno para que tomara las medidas necesarias
para evitar la situación que ahora se vive.

El Complejo Tecnológico Farmacéutico del Estado venezolano (Quimbiotec)
es administrado por el Gobierno y es la que produce la inmunoglobulina  tratamiento recomendado para los pacientes con
Guillan-Barré, que se suma a la lista de fármacos difíciles de
adquirir. “Recordemos que en septiembre los trabajadores de la empresa
protestaron  por  la falta de insumos y ya tienen 5 meses  paralizados”.

Los pacientes viven un viacrucis para encontrar sus medicamentos,
“por lo que Twitter se ha convertido en la farmacia más grande Venezuela, allí es
donde tenemos más esperanza de encontrar nuestros medicamentos”
, expresó la
fisioterapeuta.

Briceño expresó que 
ante la dificultad para encontrar sus medicinas las redes sociales han
sido de gran ayuda, pero se cuestiona ¿cómo hacen aquellas personas que no tienen
acceso a internet, a un teléfono inteligente o no saben utilizarlo? También
están las personas de escasos recursos que no pueden adquirir sus medicamentos.
En este sentido, es el gobierno el responsable de garantizarles la salud a los
venezolanos.

La negativa del Gobierno de aceptar la crisis ha
impedido que  se pueda solicitar una ayuda humanitaria a la Organización
Mundial de la Salud (OMS)
,  para obtener  150 medicamentos que son esenciales en todos
los países y a los que no tenemos acceso en Venezuela, puntualizó Briceño. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.