COMPARTE

AFP

Amplía con nuevo número de colombianos deportados, el
anuncio de un sexto municipio bajo estado de excepción, dos nuevas detenciones
y hallazgo de 50 toneladas de alimentos

Más de 1.000 colombianos han sido deportados hasta ahora
durante los operativos en el marco del estado de excepción decretado por el
presidente venezolano Nicolás Maduro en un sector de la frontera binacional,
informó este lunes una fuente oficial.

“Hasta los momentos llevamos 1.012 personas deportadas
a Colombia. Garantizados todos sus derechos”, escribió en su Twitter José
Vielma Mora, gobernador del estado fronterizo Táchira (oeste). 

Vielma Mora agregó a través de la red social que en la
operación han sido capturados en total 10 presuntos paramilitares, y que esta
madrugada fueron encontradas más de 50 toneladas de alimentos, sin ofrecer
mayores detalles.  

Según constató un reportero gráfico de la AFP, en el proceso
de revisión de la zona fronteriza las edificaciones son marcadas en sus
fachadas con las letras R y D. 

Las primeras corresponden a aquellas en las que no se
encontraron irregularidades. Las segundas son las habitadas por indocumentados
o aquellas en las que hallaron “caletas” (depósitos escondidos) en
las que se ocultaba mercancía ilegal.  

La medida de excepción, que rige por 60 días en seis
municipios de Táchira -el sexto municipio fue añadido este lunes-, fue anunciada
el pasado viernes por el presidente Nicolás Maduro junto con el cierre
indefinido de ese sector del paso binacional.

Maduro tomó tales decisiones tras un ataque armado de
desconocidos que hirió a tres militares y un civil, todos venezolanos, quienes
realizaban una operación contra el contrabando en la ciudad de San Antonio del
Táchira.

El mandatario sostiene que en el lucrativo contrabando en la
zona limítrofe -de 2.219 km- están implicados paramilitares que, aliados con la
“derecha” local, buscan desestabilizar su gobierno.

Considerado por la ONU como el segundo país más violento del
mundo, Venezuela afronta una crisis económica con alta inflación, devaluación
del bolívar y escasez de dos tercios de los productos básicos, en medio del
desplome de los precios del petróleo del que es altamente dependiente.   

El estado de excepción, que podrá ser prorrogado por 60 días
más, prohíbe el porte de armas y permite a las autoridades realizar
allanamientos e interceptar comunicaciones privadas sin orden judicial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.