COMPARTE


Luis Graterol, ministro de Transporte Aéreo de Venezuela. (Foto Archivo)

EFE

El ministro de Transporte Aéreo de Venezuela, Luis Graterol, dijo este martes que “el Estado no tiene deudas con las aerolíneas” e informó de que el Gobierno mantiene conversaciones con las líneas áreas internacionales, con las que se ha avanzado en los acuerdos para la asignación de divisas.

“Reafirmamos nuestro compromiso para continuar fomentando la actividad aérea y reiteramos que el Estado no tiene deuda con las aerolíneas”, dice un mensaje en la cuenta de Twitter de Graterol, difundido este martes.

En otro escrito, el ministro indica: “Mantenemos mesas de trabajo con aerolíneas internacionales y hemos avanzado en los acuerdos propuestos por el Estado para la asignación de divisas”.

Asimismo, Graterol informó de que este lunes, el Gobierno autorizó la asignación de divisas a Iberia y Delta Airlines, “como parte de los acuerdos alcanzados” y apuntó que la aerolínea española ratificó “la confianza en Venezuela y garantiza operaciones”.

Además, indicó que American Airlines fue “autorizada” para “la reactivación de 2 frecuencias hacia Miami, con salida desde los aeropuertos de Maiquetía (que sirve a Caracas) y Maracaibo (oeste)”.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) instó este martes al Gobierno venezolano a que establezca un diálogo que desbloquee el contencioso que mantiene con 24 aerolíneas que reclaman la cancelación de una deuda que, asegura esta institución, asciende a más de 4.100 millones de dólares.

En una misiva dirigida al presidente venezolano, Nicolás Maduro, la IATA insta “a mantener un diálogo de alto nivel con esta asociación en nombre de las veinticuatro aerolíneas afectadas con el objetivo de cancelar la deuda de una forma rápida y justa”, según informó el organismo en un comunicado.

Para que ese objetivo sea posible, el presidente y consejero delegado de la IATA, Tony Tyler, solicitó “una reunión con el presidente para estudiar con detalle los fundamentos que permitan alcanzar un acuerdo definitivo”.

“Las aerolíneas no pueden seguir ofreciendo sus servicios sin garantías de cobro. La mayor parte de las aerolíneas intentan minimizar el riesgo reduciendo la capacidad. Varias aerolíneas han cesado sus operaciones completamente. Venezuela corre el riesgo de desconectarse de la economía global”, declaró Tyler.

En Venezuela rige un control de cambio que deja en manos del Estado la compraventa de dólares y que trabaja con tres precios distintos, que oscilan entre los 6,3 bolívares por dólar, los alrededor de 10 del Sicad I y los cerca de 50 del Sicad II.

El país suramericano se encuentra metido en una situación crítica en cuanto a su conexión aérea con el exterior debido al impago por concepto de liquidación de dólares por las ventas en bolívares en el país para las compañías aéreas durante 2013 y 2014.

Ante la falta de pago de las divisas, compañías como Alitalia o Air Canadá optaron por suspender operaciones en Venezuela, otras como American Airlines disminuyeron de manera drástica sus frecuencias (casi un 80 %) y varias recurrieron a comercializar los cupos en vuelos en otros países.

Las autoridades venezolanas han mantenido conversaciones en los últimos meses con el sector aeronáutico comercial para acordar un cronograma de pago, algo que ha aceptado solo una parte de las aerolíneas.

De hecho, el Gobierno venezolano aseguró el pasado 3 de julio que abriría rutas aéreas a Estados Unidos mediante acuerdos con nueve de las aerolíneas internacionales que operan en Venezuela a través del código compartido.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.