COMPARTE


Figuera precisó que la mitad de la deuda está concentrada en tres aerolíneas. (Foto Archivo)

AFP

El gobierno venezolano redujo en una quinta parte su deuda con las aerolíneas internacionales, pero todavía mantiene un pasivo de casi 3.500 millones de dólares, dijo este martes el presidente de la gremial empresaria, Humberto Figuera.

“Al 28 de noviembre el monto impago es de 3.461 millones de dólares, 850 millones menos que a fin de 2013”, dijo el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) en un encuentro con corresponsales extranjeros en Caracas.

En Venezuela, donde rige un estricto control de cambios desde 2003, las aerolíneas están obligadas a vender sus pasajes en bolívares inconvertibles y luego iniciar largos peregrinajes hasta que el gobierno entregue los dólares correspondientes.

En los impagos pendientes figuran incluso boletos vendidos en 2012, además de 2013 y 2014.

Figuera precisó que la mitad de la deuda está concentrada en tres aerolíneas: la estadounidense American Airlines, la panameña Copa y la colombiana Avianca, cuyas acreencias conjuntas llegan a 1.800 millones de dólares. Otros pendientes de entre 200 y 300 millones de dólares corresponden a la alemana Lufthansa, la española Iberia y la francesa Air France.

Las deudas con las aerolíneas aéreas llevaron a una fuerte reestructuración de la oferta: las empresas pusieron aviones más pequeños para sus rutas a Venezuela, recortaron frecuencias (en algunos casos hasta un 85%) y comenzaron a operar con un gran porcentaje de asientos vendidos en el extranjero y en divisas convertibles.

La oferta teórica de asientos para vuelos internacionales es la mitad que hace un año. Sin embargo, fuentes del sector sostienen que como las empresas venden en prioridad afuera y sólo a último momento abren las ventas en bolívares, el acceso a plazas para los venezolanos podría ser mucho menor.

La sequía de divisas que atraviesa Venezuela desde hace dos años llevó al país a una virtual cesación de pagos comerciales selectiva, con deudas a importadores de bienes terminados y materias primas –incluyendo medicinas y alimentos– además de a proveedores de servicios, que superan los 12.000 millones de dólares, según distintas fuentes.

Esas deudas se acumularon incluso en los periodos en que el barril de petróleo –que aporta el 95% de las divisas de que dispone Venezuela– cotizó a un valor promedio de 100 dólares, casi un 40% superior al valor actual.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.