COMPARTE


Ambas pistas del viaducto están repletas de parches de asfalto. (Foto Larry Soto)

Darío Sánchez García || [email protected]

Centenares de familias que retornaron a sus hogares por la Autopista Regional del Centro después de las breves vacaciones decembrinas, atravesaron un viaducto La Cabrera con dos pistas estropeadas y remendadas.

Los conductores enfrentaron más de dos kilómetros de huecos aún no tapados con asfalto y los desniveles que quedaron después de las rehabilitaciones emprendidas en 2013 por el Ministerio de Transporte Terrestre (MTT).

Los parches aplicados por el MTT funcionan momentáneamente y no tienen los efectos deseables para crear una infraestructura totalmente lisa y sustentable con el tiempo, advirtió Mario Fierro, integrante de la Comisión de Movilidad para el área metropolitana de Valencia del Centro de Ingenieros de Carabobo.

Las placas colocadas en La Cabrera solo duran seis meses porque son independientes de un tramo a otro. Cuando hay asentamiento de su estructura en la superficie se observan pequeños milímetros de desestabilización, explicó el especialista.

El mal estado de las pistas de rodamiento obligó a muchos conductores a reducir la velocidad de sus carros, acción que provocó congestionamiento en ambos sentidos del elevado.

El MTT extrajo en septiembre núcleo del concreto de la pista sur, Valencia-Maracay para evaluar la calidad del material usado en la última rehabilitación valorada en 51 millones de bolívares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.