COMPARTE


Los pasillos volvieron a abarrotarse de viajeros. (Foto Andrews Abreu)

Beatriz Oliva || boliva@el-carabobeno.com

Viajar el lunes desde el terminal de pasajeros de Valencia, en el C.C Big Low Center, a diferentes destinos del país no fue tarea fácil para muchas personas. Tenían que cumplir con enormes colas para poderse montar en las unidades de transporte.

Los pasillos volvieron a abarrotarse de viajeros, quienes esperaban para trasladarse a otros lugares para despedir el año. Las colas se formaron en autobuses con destinos hacia Barinas, Acarigua, Guarenas, Barquisimeto, San Carlos, Caracas, Caracas, San Felipe y costas carabobeñas.

Colocar los bolsos en el piso, y uno arriba del otro, era la silla improvisada de muchas personas para esperar en los pasillos. Otros aguardaban más de 50 minutos bajo el inclemente sol por lo largo de la fila.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.