COMPARTE

Sara Pacheco

Desplazarse lentamente y frenado constante son prácticamente
obligaciones al transitar la calle 70 Iribarren Borges, Zona Industrial de
Valencia. La vía frente a Fundametal está minada de huecos, que empeoran
paulatinamente debido a un brote de aguas negras cercano. Esto se traduce en
una zona de cuidado, especialmente de noche.

César Pérez usa el área para escapar del tráfico
característico de las horas pico. Es imposible ir rápido. Los huecos te frenan
pero con el agua muchos no se ven, además no hay mucha luz de noche, falta
alumbrado público, explicó, al mismo tiempo señaló que varias partes de su
vehículo se han visto afectadas, “hay que ir poco a poco”.

Pérez estimó que por tratarse de una calle escondida no se
le presta atención. No obstante es de gran importancia pues lleva a varias
empresas grandes, donde no solo laboran miles de personas, sino que también
transitan grandes camiones que buscan y llevan cualquier tipo de mercancía.

Carlos Ayala manifestó su descontento por la falta de
atención por parte de las autoridades. “Ni la alcaldía de Valencia o la
gobernación de Carabobo le han metido mano a estas vías. Casi toda la Zona
Industrial está igual”.

  




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.