COMPARTE


Las casas de Parque Valencuia fueron entregas inconclusas y no han sido inauguradas por el Ministerio. (Foto Ángel Chacón)

Luis Felipe Hernández

Rubén Manchi acaricia la hoja de palmiche que su esposa, con manos casi secas por el sol, convertirá en artesanía yukpa. Una de las hijas, desde la hamaca, carga a su hermana menor al son de un canto ancestral. Esta es mi casa, dice Manchi, luego se disculpa por el desorden y sobre todo: la falta de puertas, baño, camas y ventanas.

El Gobierno ha construido y entregado dos mil 917 viviendas a indígenas durante los últimos cuatro años. Carabobo, con una población de 2.888 originarios, según el viceministro Manuel Montiel, ha sido un estado donde hasta los momentos, se han construido tan solo 27; número sumado entre las memorias y cuentas del Ministerio para Pueblos Indígenas del 2013 y 2014.

Las cifras no apuntan que hay carencias de servicio básico como en la casa de Manchi. La comunidad indígena de Parque Valencia desconoce el uso de un baño. Por eso, Cristian Garrido Salas, yukpa de cuatro años, cruzó hace tres semanas la avenida principal junto a su madre. Era de noche. La torre de iluminación inaugurada en el 2013 no funcionaba. Un auto lo arrolló. Él murió, la mujer sobrevivió.

Casas inconclusas

“La gente debe caminar hasta el otro lado de la avenida a hacer sus necesidades. Por eso mataron al niño”, sentencia un joven yukpa que prefirió no identificarse. Manchi critica al ministerio. “Lo que nos urge son los servicios básicos. El único que hay es el de electricidad y es porque yo la conecté. Aparte que en esta zona pasan muchos aviones, es un peligro”.

Cuatro millones 459 mil 857 bolívares. Es la cantidad de dinero destinada para Carabobo. Parcela 1, Trapichito, Parque Valencia y Ciudad Plaza fueron las comunidades de la parroquia Miguel Peña incluidas. 134 personas viven en casas dignas. Consigna que aparece en la Memoria y Cuenta del Ministerio y criticada por Manchi, quien tomó la casa porque no se culminó.

Esperanza Tisoy es Inga. Un par de lágrimas recorren su moreno rostro porque la construcción de la casa donde vivirá en los próximos dos meses está adelantada. Mientras tanto le toca quedarse en un rancho de Parcela 1, donde la miseria la ha atrapado por más de veinte años. El constructor de esta y otra casa en la misma zona, Diego Alizo, asegura que las culminará dentro de dos meses “con baño y todo”.

Se está trabajando

La vocera ministerial en el estado Carabobo, Rita García, alega que se ha trabajado duro. “Hay que tener paciencia, para este 2015 se construirán 70 casas más”. Aclara que la ministra Aloha Nuñez aún no ha inaugurado las viviendas de Parque Valencia por la falta de servicios. “Aún estamos en eso”.

García informa que se planifican dos proyectos socio-productivos, aparte de ejecutar planes de salud y educación. En la memoria y cuenta del 2014 expone que se invirtió 3 millones 699 mil 534 bolívares. Uno para los yukpa, otro para los wayúu. Ambos constan de artesanía. Se les dará materia prima para elaborar sombreros, cestas, pulseras, collares y maracas. También habrá talleres. Será un punto de encuentro indígena. Sin embargo aún no se ha ejecutado. Se espera que se materialice este año.

El ministerio no tiene sede en Carabobo. En mayo del 2014, el viceministro Manuel Montiel expresó que se crearía una oficina estadal de atención de los asuntos para los pueblos originarios. García responde que aún esperan que la gobernación les habilite algún espacio. “En otros estados como Falcón, Lara y Barinas, lo han hecho”.

García alega que ha habido “hermanitos indígenas”, como los llama, que se han dedicado a vender terrenos donde se ejecutarán proyectos de vivienda. “Nosotros damos el pez para que se pesque. No podemos siempre dar el pez”. Aún falta por dignificar a los indígenas. Lo dijo Hugo Chávez en el 2009. Es por eso que situaciones como estas toman lugar en un escenario social que los ha rechazado históricamente.

Casas criollas

Los modelos de viviendas en zonas urbanas como las de Parque Valencia, e incluso de otras ciudades, se estructuran bajo parámetros eurocentristas. A nosotros nos ha gustado la vida del criollo, expresa la vocera mnisterial de los pueblos indígenas en Carabobo, Rita García.

El antropólogo de la UCV (Universidad Central de Venezuela), Luis Felipe Gottopo, opina que los sistemas tradicionales de vida de los 44 pueblos indígenas son irrespetados por políticas sociales al momento de construir viviendas en zonas urbanas y también en rurales. “Aún se piensa con la lógica colonial”.

El problema de los indígenas y no solo de los venezolanos es un peso histórico originado de una masacre tanto de sus antepasados, como de su cultura misma. El transcurso de los siglos han sido una proyección del olvido a unas formas de vida que intentan lidiar con la que impera: la de los conquistadores.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.