COMPARTE


“Ante esta Venezuela inviable, Voluntad Popular está planteando una salida”. (Foto Archivo)

dpa

El partido Voluntad Popular, del encarcelado dirigente Leopoldo López, insistió este jueves en su pedido de renuncia al presidente Nicolás Maduro, dentro de una estrategia para lograr cambios políticos en el país.

El portavoz del partido, Luis Florido, señaló que hay mecanismos constitucionales para impulsar un cambio, incluyendo la renuncia del gobernante, un llamado que mantiene dividida a la oposición.

“Ante esta Venezuela inviable, Voluntad Popular está planteando una salida clara, constitucional, democrática y popular, teniendo siempre la calle como escenario. La Constitución nos provee de varios mecanismos”, dijo al iniciar en el oriente del país una gira para explicar la estrategia del grupo.

Indicó que la Constitución prevé un referéndum sobre el mandato presidencial, las enmiendas y las elecciones cada cinco años de la Asamblea Nacional (Congreso).

“Pero también hay otros mecanismos bien importantes. El (artículo) 233 de la Constitución que es la renuncia; si Maduro le quiere hacer un favor a los venezolanos, si quiere hacerle bien a la patria de Simón Bolívar, que renuncie. Para abrir un cambio político, una válvula de escape para todos los venezolanos”, recalcó.

El dirigente recordó que López cumplirá cuatro meses preso después de llamar a una movilización popular contra el gobierno, propiciando una estrategia que llamó la “salida”.

Hoy se cumplieron cuatro meses del inicio de las protestas contra el gobierno, las cuales dejaron 42 muertos y más de 700 heridos. El gobierno acusó a López de haber instigado la violencia en las manifestaciones, que afirmó forman parte de un complot para derrocarlo.

Florido dijo que el partido insistirá en promover la “salida”, de la cual afirmó que no se pudo desarrollar adecuadamente debido a la “represión que el gobierno ha tenido con el pueblo venezolano”.

“Llegó la hora de presentarle al país cuál es la salida a la crisis a la que nos ha sometido este gobierno antidemocrático. La Venezuela de hoy es inviable, un Estado fallido donde existe la inflación, desabastecimiento, y la inseguridad más alta de América Latina. Vivimos una crisis social humanitaria. Por otro lado está la gran persecución política hacia quienes pensamos distinto”, aseveró.

Agregó que Voluntad Popular sigue debatiendo un mecanismo constitucional adecuado para orientar, canalizar y vincular al venezolano “en la solución de los problemas que hoy vivimos”.

“Es por eso lo de la asamblea nacional constituyente, y la convocatoria que de ella se haga es un proceso que puede llevarnos a la reconciliación, al espacio natural del diálogo, al debate fraterno de los venezolanos, al reencuentro entre quienes pensamos distinto”, agregó.

La última asamblea constituyente fue impulsada desde el gobierno por el fallecido presidente Hugo Chávez apenas llegado al poder en 1999. Ese año se aprobó en una consulta popular la Constitución vigente.

Las propuestas de Voluntad Popular mantienen dividida a la oposición. El ex candidato presidencial Henrique Capriles dijo que la prioridad opositora debe ser lograr la renovación de la directiva del Consejo Nacional (CNE), debido a que tres de cinco rectoras tienen sus mandatos vencidos.

“Renuncia, enmienda, reforma, revocatorio, constituyente, todos llevan a un proceso electoral ¿qué hacer primero?”, dijo Capriles en su cuenta de Twitter. “Al país hay que hablarle siempre con la verdad, cualquier salida pasa por lo electoral. En ese orden, primero, toda atención sobre un nuevo CNE”, agregó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.