Movimiento a las afueras del Big Low. Foto Kevin Arteaga

La especulación no cumplió con la cuarentena este martes. A las afueras del Big Low Center algunos transportistas y conductores de los llamados carros por puesto se aprovechaban del cierre del principal terminal terrestre de Valencia para ofrecer con sobreprecio traslados a las personas que, ante la medida de clausura indefinida, se quedaron varadas.

María García llegó junto a su hijo en horas de la mañana a Carabobo, procedente del estado Bolívar. Vive en Barinas y estaba a las afueras del Big Low Center a la espera de poder regresar a su hogar. Se consiguió con el terminal cerrado, pero con algunas opciones foráneas que sobrepasan su presupuesto.

“Estamos esperando para ver cómo nos podemos ir. Vino un señor ofreciendo llevarnos por 30 dólares, pero nosotros no tenemos eso”, dijo García, quien gastó un millón 100 mil bolívares por dos pasajes de Guasipati hasta la capital carabobeña. “Me parece demasiada plata”.

Su salvación fue un autobús que intentaría llegar a Barinas, a pesar de la prohibición de viajes de un estado a otro, cobrando 600 mil bolívares por persona.

Otros usuarios denunciaron que los carros por puesto les estaban cobrando entre 600 mil bolívares y 15 dólares por persona para llevarlos de Valencia a Bejuma, cuando el precio habitual por ese traslado es de 50 mil bolívares.

Se conoció, además, que un carro por puesto cobraba 200 mil bolívares para ir desde el terminal hasta Maracay, por la carretera vieja, evitando el peaje.

La Alcaldía de Valencia ordenó el cierre completo del terminal desde este lunes, hasta el tiempo que dure el estado de alerta decretado el viernes 13 de marzo por el Ejecutivo Estadal. Esta medida responde al protocolo de prevención adoptado por el gobierno regional ante la llegada del nuevo coronavirus a Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.