Desbordamiento del río Limón en Maracay.

A través de las redes sociales, usuarios informan que la tarde de este miércoles las fuertes precipitaciones han provocado el desbordamiento del río El Limón, en el municipio Mario Briceño Iragorry en Maracay, estado Aragua.

Las últimas lluvias han dejado familias damnificadas, quienes han perdido sus enseres. Casualmente el pasado 6 de septiembre se cumplieron 30 años de la conocida como: “tragedia de El Limón”, tras la crecida del mismo río, que dejó al menos cien muertos y 300 heridos, reseña Punto de Corte.

No se desbordó de su cauce…busca el cauce que alguna vez tuvo. Hace 33 años pasó lo mismo. No hay control de habitabilidad por parte de las alcaldías, comentan en redes sociales.

Los afectados piden ayuda y la inmediata atención de las autoridades. Hasta ahora, se desconoce la magnitud de los daños y si hay personas heridas o muertas.

En fotografías y videos compartidas a través de las redes sociales se puede observar como el caudal del río El Límón ocupa por completo una de las carreteras y arrastra con todo a su paso.

33 años de La Tragedia del río Limón

La Tragedia de El Limón fue un desastre natural ocurrido el 6 de septiembre de 1987. Consistió en un deslave de sedimentos provenientes de los cerros del Parque Nacional Henri Pittier, ocasionados por torrenciales lluvias que arroparon las montañas en las zonas urbanas de El Limón, en el estado Aragua.

Ese día las intensas lluvias, de más de 180 milímetros de agua (cantidad esperable en dos meses normales) produjeron el desbordamiento del río El Limón, así como derrumbes y aludes de tierra.

Tras haber arrasado los barrios El Progreso, Mata Seca y gran parte de El Limón, el torrente de barro y agua dejó un saldo aproximado de 100 personas muertas, cientos de desaparecidos, 300 heridos y miles de damnificados.​ Ese año, 200 alumnos de la Escuela Básica El Progreso tuvieron que ser atendidos por el ministerio de Educación en el Local de la Gran Fraternidad de Los Acuarios de El Limón.

La tragedia del río El Limón constituye un hito en cuanto a emergencias generadas por aluviones o deslaves en el estado Aragua, y fue hasta la fecha de su ocurrencia (1987) la inundación aluvial de mayor magnitud que afectara áreas urbanas en Venezuela.

La tragedia se inició cerca de la 1:00 de la tarde,  cuando el río “El Limón”, en la vertiente sur que sirve de cuenca del Parque Nacional Henry Pittier, se desbordó producto de las intensas lluvias caídas en toda la región central del país, provocando deslizamientos de tierra que derrumbaron parte de la vía que conecta a Ocumare y Maracay.

Ese día, las fuertes precipitaciones prolongadas por un periodo de 6 horas, generaron 180 milímetros de agua, lo que equivale a las lluvias de aproximadamente dos meses normales, trayendo como consecuencia la saturación de los suelos, aunado a la perdida de material vegetal producto de la intervención humana.

A primeras horas de la noche el desprendimiento de grandes masas de tierra, vegetación y rocas que se derrumbaron dejando bajo las aguas y el lodo gran parte de los sectores La Candelaria, El Progreso, Mata Seca, Los Rauseos, Arias Blanco, Valle Verde, Las Mayas y otros del sector El Limón. Las aguas afectaron también el área recreacional de Guamita, donde se encontraba una de las casas de Juan Vicente Gómez, que desapareció totalmente y convirtió al conocido Parque Los Apamates prácticamente en un camposanto.

El río causó estragos no sólo en el municipio Mario Briceño Iragorry, sino en Maracay y Ocumare de la Costa. Se estima que ocurrieron entre 100 y 300 personas fallecidas, al menos 300 desaparecidos, cientos de heridos y lesionados y miles de personas afectadas y/o damnificados. Miles de temporadistas que provenían de las playas de la costa quedaron aislados en el litoral aragüeño al derrumbarse parte de vía que comunica a Ocumare de la Costa con la región central del país, según informó Protección Civil.

Información en desarrollo

Información en desarrollo





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.