Foto Referencial
COMPARTE

Como una irresponsabilidad catalogó el dirigente de Voluntad Popular, Aarón Rodríguez Moro, las declaraciones del actual ministro de Salud, Luis López, quien recientemente se negó a la apertura de un canal humanitario en Venezuela -tal como lo está planteando la oposición en el proceso de diálogo en República Dominicana-, y aseveró que el temor que tiene el oficialismo con la aplicación de esta medida de ayuda internacional es que “podría quitarle de las manos el poder de dominación que tiene sobre el pueblo a través del infame Carnet de la Patria.

El activista del partido naranja criticó además las declaraciones emitidas por el titular de Salud en un programa transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión, donde esgrimía que en Venezuela nadie se arrodillaría ante el imperio ni permitiría la ayuda humanitaria cuando –supuestamente- el pueblo está siendo atendido por el presidente Nicolás Maduro.

“Para nadie es un secreto que aquí es el Gobierno de Nicolás Maduro el que mantiene arrodillado y humillado al pueblo venezolano, quien no sólo debe padecer la aparición de enfermedades erradicadas en el mundo civilizado, sino que –una vez enfermos- no consigue los medicamentos necesarios para tratar cualquier tipo de enfermedad”.

Rodríguez agregó que en Venezuela, el régimen de Maduro, así como el de su predecesor Hugo Chávez, utilizó el tema “salud” como bandera política cuando el gobierno, no sólo se arrodilló, sino que implementó un modelo cubano que, además de pagarse a un precio muy elevado sin dar resultados, utilizó prácticas de neoesclavitud, obligando a médicos cubanos a trabajar prácticamente por comida, mientras el gobierno de los Castro se quedaba con la gran tajada de los petrodólares venezolanos.

Este gobierno tendrá mucho que explicar en materia de violación de Derechos Humanos cuando llegue el momento de la justicia. Pero, por ahora, deberá explicar a los venezolanos cómo es que no acepta la apertura de un canal humanitario cuando en el país la gente se está muriendo en los hospitales, porque hay escasez de insumos médicos en un 80%; o porque no se consiguen los medicamentos importados a dólar preferencial en las farmacias. Aquí cuando alguien se enferma tiene que correr a buscar a un bachaquero de la medicina, sin saber si es mejor quedar atrapado en el ‘carro de Drácula’, o en el de ‘la pelona’ que no perdona ni condición social, ni bandera política, detalló.

Rodríguez se preguntó qué es lo que quiere esconder el gobierno negándose a la ayuda humanitaria, “¿el fracaso de la revolución en materia de salud? O ¿la intensión de dominar al pueblo a través de las dádivas miserables de sus ayudas sociales a través del Carnet de la Patria, cuando ahora para vender las medicinas obligan a tener ese miserable cartón? Negar la salud al pueblo es un crimen contra los DDHH”.

Nota de Prensa

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.