Erick Sánchez y Jason Parisi, fueron acusados por el régimen de Nicolás Maduro, de una supuesta venta de fusiles hurtados el pasado 30 de abril del destacamento de la Guardia Nacional en el Palacio Federal Legislativo. (Cortesía)

Charity Flores y Alejandra Tosta, abogadas de los escoltas del presidente interino Juan Guaidó declaró que a la fecha no han tenido acceso al expediente del caso de Erick Sánchez y Jason Parisi, detenidos el pasado viernes 12 de julio.

Ellos presumen que fueron aprehendidos por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), dado que funcionarios de este cuerpo de seguridad los trasladaron a tribunales el domingo para la audiencia, diferida porque el Tribunal 7° de Control se declaró incompetente en la materia.

Este lunes en la noche la defensa fue informada de que el caso lo asignaron a un tribunal en competencia en materia de terrorismo, aunque no se especificó.

Tampoco tiene conocimiento del juez que conocerá de la causa. Aunque los fiscales asignados al caso son Dinora Bustamante y Farik Mora, que lleva la causa de Roberto Marrero, jefe de despacho de Guaidó, y del diputado Juan Requesens.

Además, desconocen el estado de salud de Sánchez y Parisi, así como el centro de reclusión donde se encuentran.

“Los familiares han acudido a las sedes de los organismos, pero niegan tener a estas personas detenidas”, señaló Flores.

La defensa permanecerá mañana desde tempranas en el Palacio de Justicia con el fin de conocer el tribunal asignado y continuar con la defensa formal, reseñó El Nacional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.