Acnur está
/ Foto: Archivo

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), el italiano Filippo Grandi, está “muy preocupado” por el violento rechazo de migrantes en algunos países de la Unión Europea (UE) e insistió este viernes en la necesidad de un acuerdo sobre la gestión de las llegadas en el próximo Pacto Europeo de Migración o será como “volver a empezar de cero”.

En una rueda de prensa con motivo de su visita oficial a Italia, Grandi explicó que el rechazo de los migrantes que intentaban cruzar las fronteras “de países como Grecia, Chipre o Croacia, son inaceptables” porque “además algunos han sido brutales, con episodios de violencia física” y “grandes violaciones de los derechos humanos”.

Sobre el Pacto Migratorio Europeo dijo que “aunque no es perfecto” es necesario llegar pronto a un acuerdo común, pero se mostró “pesimista” sobre las negociaciones porque mientras los países del norte piden un mayor control de las fronteras externas de la UE, los fronterizos demandan solidaridad para gestionar la llegada de todos los migrantes, no sólo de los refugiados.

No hay acuerdo común

Sin acuerdo, “será como volver a empezar de cero”: “Volveremos a los desembarcos de migrantes negociados uno por uno, a los dramas políticos y, sobre todo, a los dramas humanos que estas negociaciones infinitos van a causar”, aseveró.

Y, sobre todo, advirtió de que la falta de acuerdo abrirá la puerta a propuestas como la externalización de los procedimientos de asilo, por ejemplo en los países de procedencia, algo “a lo que Acnur se opone totalmente”.

También destacó la necesidad de crear un sistema de vigilancia sobre cómo reciben a los migrantes que llegan a las fronteras de la UE para que la acogida se realice “de manera correcta y respetando los derechos internacionales”.

Acnur insiste en que Libia no es un puerto seguro

Sobre la situación en Libia, de la que hablado en estos días con sus interlocutores italianos, explicó que los acuerdos entre los distintos grupos en ese país abren un espacio de tregua imprescindible que “debe aprovecharse para mejorar la situación en la gestión de los flujos migratorios”.

El responsable de Acnur insistió en que la detención de migrantes “tiene que eliminarse” y que se opone a la devoluciones porque “Libia no ofrece puertos seguros”, pues a su regreso al país “caen de nuevo en el círculo de los abusos, las detenciones y a veces torturas y muertes”.

Respecto a la polémica que suscitaron las palabras del primer ministro italiano, Mario Draghi, cuando calificó de “salvamentos” las interceptaciones de barcos de migrantes por parte de la Guardia costera libia, Grandi explicó que el verdadero problema radica en que quien termina devuelto a Libia sufre abusos e incluso la tortura y la muerte y “está claro que eso no constituye un salvamento”.

Las ONG tienen un papel

Grandi pidió el esfuerzo colectivo de los países europeos en los salvamentos en el Mediterráneo y no dejar todo el peso a la Guardia costera italiana y a los barcos de las ONG que “rellenan un vacío importantísimo”.

“Se tiene que encontrar un punto en común y no puede haber peticiones excesivas por parte de las autoridades que impidan este esfuerzo esencial de las ONG, que están haciendo un trabajo valioso y vital”, dijo.

El Alto Comisionado también rechazó que la presencia de barcos humanitarios y los rescates en el Mediterráneo creen un “efecto llamada” de migrantes, pues no hay ninguna prueba que esto se produzca. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.