Foto Referencial

El activista y fundador de una asociación proeutanasia sudafricana Sean Davison fue sentenciado este miércoles a tres años bajo arresto domiciliario por ayudar a tres personas a terminar con su vida.

Davison, nacido en Nueva Zelanda pero que cuenta también con nacionalidad sudafricana, se declaró culpable ante el juez de tres cargos de asesinato, aunque anteriormente había negado haber cometido crimen alguno.

Ese cambio de postura le valió una reducción de la condena total -ocho años de arresto domiciliario-, bajo condición de que no sea sentenciado por actos similares durante los próximos cinco años.

Este científico forense, de 57 años, fue detenido en septiembre de 2018 en relación con la muerte de su amigo Anrich Burger en 2013, que quedó tetrapléjico tras un accidente de coche y a quien suministró una cantidad letal de medicamentos.

También admitió ante el juez del Tribunal Superior de Cabo Occidental, en la costera Ciudad del Cabo (suroeste), haber ayudado a acabar con sus vidas a Justin Varian, en julio de 2015, y a Richard Holland, en noviembre de ese año.

Fundador de la asociación por el derecho a morir de una forma asistida DignitySA (Dignidad Sudafricana), Davison fue arrestado en Nueva Zelanda en 2010 tras ayudar a morir cuatro años antes a su madre de 85 años, enferma de un cáncer terminal.

En esa ocasión, el arzobispo emérito y nobel de la Paz sudafricano Desmond Tutu, conocido por su postura favorable a la eutanasia, escribió al juez que llevaba el caso de Davison pidiéndole indulgencia.

Pese a que Sudáfrica es uno de los países del continente más avanzados en materia de derechos humanos -se convirtió en 2006 en el primer Estado de África en reconocer plenos derechos a los homosexuales-, su legislación todavía considera ilegal el suicidio asistido. EFE

jhb-pms/pa/si
Referencia: 25953617




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.