(EFE)
COMPARTE

Un evento de apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro en Ciudad de Panamá terminó hoy con una trifulca que dejó heridos a varios manifestantes opositores al Ejecutivo venezolano.

La “Jornada de Solidaridad con la Revolución Bolivariana”, convocada por sindicatos y grupos sociales en la estatal Universidad de Panamá, incluyó la participación del embajador venezolano en el país centroamericano, el militar Jorge Luis Durán Centeno.

Al lugar llegó una veintena de manifestantes que quería expresar al diplomático su repudio a la represión contra las protestas opositoras en Venezuela, en las que han sido asesinadas al menos 39 personas en los últimos 40 días, y el supuesto uso de fondos públicos para financiar actos políticos en el extranjero.

El grupo fue expulsado del recinto y sus inmediaciones de forma violenta, lo que desembocó en una golpiza, dijo a Efe una de las manifestantes, la periodista Thabata Molina, quien reclamó que dos hombres con aspecto de guardias de seguridad la hirieron en un dedo al arrancarle unas pancartas.

Los activistas de los movimientos sociales y supuestamente profesores de la universidad estatal participaron de la agresión, que dejó a un hombre mayor con la nariz rota y una mujer herida tras ser lanzada por las escaleras, según los relatos recabados por Efe y un vídeo del canal local TVN.

El Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), que estaba entre los organizadores del evento, calificó a los protestantes como “fascistas” y violentos.

Un testigo dijo a Efe que los activistas pro Maduro se comportaron cual bárbaros, a pesar de que los manifestantes eran mujeres, ‘pelaitos’ de 18 años y ancianos”.

Los opositores al Gobierno de Maduro, en su mayoría venezolanos, exigían permanecer pacíficamente en la universidad estatal con banderas y pancartas, pero les fue imposible.

Los sucesos ocurrieron el mismo día que amanecieron frente a la embajada de Venezuela en Panamá más de 30 cruces negras con los nombres y edades de los muertos en las protestas opositoras junto con pancartas que decían “Maduro Asesino” y “Maduro Dictador”.

Panamá alberga a una comunidad de decenas de miles de venezolanos que han emigrado en la última década por la situación económica, política y social de su país.

La crisis del país petrolero se acentuó desde abril pasado, cuando una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia se arrogó los poderes del parlamento, de mayoría opositora, lo que desató las protestas masivas que hoy día continúan, aunque el máximo tribunal revirtió parcialmente su medida.

La movilizaciones se oxigenaron con el llamado de Nicolás Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente que los partidos antichavistas consideran inconstitucional y una estrategia del presidente para mantenerse en el poder.

Desde el pasado 4 de abril, la ONG Foro Penal Venezolano (FPV) ha registrado 1.991 detenciones de manifestantes, de los cuales 653 permanecen detenidas, y al menos otros 116 han sido presentados en tribunales militares, algo que ha sido condenado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y otros organismos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.