(Foto cortesía)
COMPARTE

El Ministerio Público acusó al oficial de la Policía del estado Carabobo, Gerson Alberto Quintero (36), por su presunta responsabilidad en la muerte de Christian Humberto Ochoa Soriano (22), ocurrida el 25 de abril, luego de resultar herido el día anterior durante una manifestación en Valencia.

Las fiscales naciones 34º auxiliar y 62ª; además de la 35ª encargada de Carabobo, Yenza Domíguez, Eddmysalha Guillén y Anny Camejo, respectivamente, acusaron al efectivo como coautor del delito de homicidio intencional calificado con alevosía y por motivos fútiles, así como uso indebido de arma orgánica.

En el escrito introducido el Tribunal 6° de Control de Carabobo, las representantes del Ministerio Público solicitaron la admisión del acto conclusivo, el enjuiciamiento de Quintero y que se mantenga la privación de su libertad en la Comandancia General de la Policía estadal.

De acuerdo con la investigación, la víctima salió de su residencia en la parroquia Miguel Peña el 24 de abril, cuando un grupo de personas manifestaba en las adyacencias del lugar y fue sorprendido por funcionarios de la policía del estado Carabobo, quienes efectuaron disparos.

El joven resultó herido e inmediatamente fue trasladado a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET). Allí murió.

Quintero fue detenido por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en la Base Los Caobos del Eje de Homicidios Carabobo, el pasado 26 de abril y fue puesto a la orden del Ministerio Público.

Nota de prensa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.