El presunto autor del crimen es un vecino que trabaja como payaso animando fiestas infantiles. (Cortesía)

Con heridas punzo penetrantes, golpes y signos de abuso sexual, fue hallado el cadáver de la adolescente Danyerling Josefina Heredia Salave (14), dentro de un saco en un basurero del sector El Cardón, en el barrio Carapita, de Antímano.

Como presunto autor de tan abominable crimen las autoridades buscan a Rigoberto Enrique León, un vecino, de 36 años, que trabaja como payaso animando fiestas infantiles. El hombre tenía varios meses acosando a la muchacha, ella se lo comentó a su madre, quien le llamó la atención al individuo, pero este se limitó a reír, desestimando la queja de la adolescente.

Danyerling era la penúltima de seis hermanos, vivía con su madre y estudiaba primer año en el liceo Felipe Fermín Paúl, de Antímano.

El viernes a las 9:00 de la mañana la menor salió a visitar a su abuela que vive en la misma barriada, y cuando pasó frente a la casa de León, el hombre la metió por la fuerza a su vivienda, cerró la puerta y le subió el volumen a su equipo de sonido. De eso se enteraron los familiares a las 9:00 de la noche, cuando la buscaban desesperadamente y obtuvieron la versión que una niña de seis años le dio a su mamá.

Esa niña fue a la casa de León esa mañana a pedir un poco de sal, y lo observó ensangrentado y con un paño que le cubría la mitad del cuerpo, según el relato de la madre.

Dexson Manuel Aguilera Heredia, hermano de la adolescente, contó que el homicida estaba ebrio, y bajo los efectos de drogas, porque unos vecinos lo habían observado desde hacía dos días con esa actitud.

Cerca del mediodía León salió de su casa con sacos y bolsas negras, que llevó hasta el basurero, luego de pasar frente a la casa de la abuela de la adolescente. La señora lo vio nervioso, sin sospechar que llevaba el cadáver de su nieta.

Se deshizo de varias bolsas, porque en otras llevaba sábanas ensangrentadas y otros objetos que utilizó para cometer el asesinato.

Cuando acudieron a la casa del hombre, no lo hallaron. Se había ido en su moto. Siguieron en la búsqueda de la adolescente, hasta que sus propios familiares la encontraron en el basurero. Dentro del saco con el cadáver desnudo, estaba la ropa que vestía la muchacha ese día y una zapatilla. Tenía el rostro desfigurado, muestra de que fue brutalmente atacada.

Funcionarios de la GNB, PNB y Cicpc acudieron al barrio, ingresaron a la casa de León, y colectaron una serie de evidencias que lo incriminan. La comunidad está indignada, muchos vecinos deseaban encontrarlo para lincharlo. El hombre se fue en su moto, pero en poder de las autoridades quedaron los documentos del vehículo, así como otros papeles y certificados de estudios de León.

“Queremos justicia. Este hombre es un peligro para los menores sobre todo por el trabajo que realiza”, dijo Dexson Aguilera.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.