(Foto referencial /cortesía)
COMPARTE

El agricultor Justo Bravo, de 36 años, fue asesinado en el barrio San Isidro, carretera Petare-Santa Lucía, cuando iba en una camioneta de pasajeros, para votar por la Constituyente y comprar fertilizantes para su siembra de caraotas.

Bravo vivía en San Isidro, con su esposa y sus nueve hijos. La mayor tiene 16 años. El domingo salió a las 9 de la mañana, dijo que primero votaría en su centro electoral y luego iría a comprar los insumos para su sembradío. Llevaba 800 mil bolívares que le arrebataron los hampones.

Los delincuentes lo bajaron de la camioneta, lo asaltaron, le dieron siete tiros en el pecho y lo dejaron tendido en una canal a un costado de la vía. Minutos más tarde cayó un fuerte aguacero que arrastró el cuerpo calle abajo, hasta que quedó atascado y fue levantado por las autoridades.

Su hermano Víctor Sánchez vino desde Güiria, estado Sucre, a ayudar para el traslado de los restos.

Con 253 cadáveres cerró el mes de julio en la medicatura forense de Bello Monte. Otros cuerpos fueron llevados a la morgue de Coche y la del Pérez de León, de Petare, por lo que la cifra total se desconoce.

El lunes fue ingresado a Bello Monte el cuerpo de Héctor Rivas, escolta privado, de 54 años, asesinado para robarle el arma en Prado de María, primera calle El Triángulo, Los Rosales. Rivas regresaba a su vivienda en horas de la noche, luego de cumplir su jornada laboral, y estaba estacionando su camioneta cuando escuchó que lo llamaban por su sobrenombre. Le dijeron “gato”, volteó y le dieron cinco tiros.

Los familiares salieron al escuchar los disparos, lo encontraron tendido en la calle y lo llevaron al Hospital Universitario donde murió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.