(Coretsía)

María Alida quiere agua corriente; Jesús, reencontrarse con sus alumnos; y Natalia, actuar en el escenario mientras anhela abrazar a familiares que emigraron. Tres venezolanos. Tres deseos en días de cuarentena por la COVID-19 y un proyecto en redes sociales.

“Ya tengo el deseo”, pensó María Alida Travieso antes de escribir “AGUA” en una cartulina y posar para una serie del fotógrafo venezolano Diego Vallenilla en Instagram: “¿Qué quisieras?”

Más de 130 personas fueron retratadas desde ventanas y balcones sosteniendo carteles escritos a mano en los que plasman sus anhelos durante el confinamiento.

“Una de las cosas que te piden es que te estés lavando las manos todo el tiempo, y sin agua, no puedes”, dice a la AFP esta maestra de 52 años en El Cafetal, zona de clase media de Caracas.

La pandemia llegó cuando Venezuela sufría una grave crisis socioeconómica, acompañada por el colapso de servicios básicos como agua o electricidad. En ese contexto, dice Vallenilla, “la cotidianidad se convirtió en deseo”.

Jesús Piñero, de 26 años, también padece la falta de agua en Petare, la mayor barriada popular del país.

“¿Qué quisiéramos nosotros? DirecTV [compañía de televisión satelital que abandonó Venezuela con gran revuelo a raíz de las sanciones financieras de Estados Unidos], internet, que no se vaya la luz, que tuviéramos agua directa”, enumera a la AFP.

(Coretsía)

Cuenta también que la zona donde vive ha sido escenario de balaceras de hasta seis días, lo más cercano a “una guerra”.

Pese a todo, lo que más desea este joven profesor de historia universal es reencontrarse con sus 58 alumnos en el colegio donde trabaja. “Volver a dar clases en mi salón”, escribió en un pedazo de cartón de la caja en la que le llega comida subsidiada por un programa estatal.

Las clases presenciales fueron suspendidas en marzo y la intermitencia de internet complica hacerlas en línea.

La cuarentena, en tanto, sorprendió a Natalia en su apartamento en el acomodado sector de Los Palos Grandes. “Quiero abrazar a la gente, tomarme un café con mis amigos”, reflexionó ‘Nati’ Román, actriz de teatro musical antes de decantarse por “volver al escenario”.

Buscando “reinventarse” por el cierre de teatros y cines, adapta piezas para plataformas como Zoom. “La sala de mi casa se volvió mi escenario”, relata a la AFP.

Con vuelos paralizados por la pandemia, anhela “montarse en un avión” hasta Argentina y “abrazar” a sus padres y hermanos, parte del éxodo de 5 millones de venezolanos que según la ONU migraron desde finales de 2015. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.