Venezolanos defienden derecho a la protesta pacífica. (Cortesía)
COMPARTE

Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que la prohibición del Gobierno venezolano de las protestas opositoras durante este fin de semana propicia más “violaciones masivas a los derechos humanos”.

La organización se refirió en un comunicado a la medida adoptada por el Gobierno de Nicolás Maduro de vetar, a partir de hoy viernes, las manifestaciones públicas que puedan perturbar las elecciones que se celebrarán este domingo para la Asamblea Constituyente.

AI consideró que el plan de seguridad anunciado ayer jueves por el ministro del Interior, Néstor Reverol, “está sentando las bases para una nueva ola de violaciones masivas a los derechos humanos”.

Reverol hizo el anuncio en la segunda jornada de huelga general contra la Constituyente y en vísperas de una gran protesta simultánea convocada por la oposición por todo el país.

La directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, afirmó que “la prohibición de protestas en Venezuela no hará más que empeorar una situación increíblemente volátil”.

“En vez de intentar silenciar el creciente descontento popular, las autoridades deben encontrar soluciones factibles a las razonables demandas de la gente”, dijo Guevara-Rosas, para agregar que “continuar castigando a las voces disidentes no hará más que sumergir al país en una crisis aun más profunda.”

AI recuerda además que desde el comienzo de las protestas el pasado 4 de abril, más de cien personas han muerto y más de 1.400 han resultado heridas en Venezuela. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.