Confirmado femicidio en Valencia que involucra a efectivo de la Policía de Naguanagua
/ Foto: Archivo

La violencia delincuencial continúa generando temor y un clima de inseguridad en las comunidades de varios municipios de la entidad carabobeña. De acuerdo a las publicaciones de prensa, bandas delincuenciales se han apoderado de territorios para realizar sus actividades al margen de la ley, controlando así la vida de los ciudadanos, quienes se ven limitados en su desplazamiento y libre convivir.

La integridad física de los habitantes de estas localidades del estado, se ve amenazada no solo por incumplir con los controles de los delincuentes, también porque  pueden quedar en la línea de fuego durante los enfrentamientos entre bandas rivales o con funcionarios de los cuerpos de seguridad que incursionan en esas zonas con operativos de control de la criminalidad.

Este clima de conflictividad generado por la delincuencia se evidencia con los 29 homicidios contabilizados por el equipo regional del Observatorio Venezolano de Violencia durante el monitoreo de prensa realizado hasta el cierre de noviembre.

Los asesinatos fueron perpetrados por hombres armados integrantes de bandas delincuenciales, cuyo modos operandi fue interceptar a las víctimas en la vía pública. En su mayoría asesinados con armas de fuego sin mediar palabras.

Se conoció en la información suministrada por las autoridades a los medios de comunicación,  que el móvil predominante fue el ajuste de cuenta o venganza, reflejado en 20 de las muertes violentas, seguido del robo en ocho de ellas y una muerte que ocurrió  durante una emboscada a  funcionarios policiales por miembros de una banda delincuencial que opera en el municipio Diego Ibarra donde fue asesinado un efectivo policial.

Además de estas muertes violentas a manos de delincuentes, se registraron 11 víctimas cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados en la vía pública con heridas de bala, estos casos son calificados como muertes en averiguación puesto que se desconocen los victimarios y circunstancias de los homicidios, en los que no se descarta que estén relacionados con la delincuencia.

Los municipios donde ocurrieron los asesinatos por ajustes de cuentas o venganza fueron: Juan José Mora con cinco casos; Diego Ibarra y Guacara tres; Valencia, Naguanagua y Libertador con dos hechos en cada uno; Los Guayos, Carlos Arvelo y Puerto Cabello con un caso respectivamente.

Las muertes violentas por robo ocurrieron en los municipios: Valencia con cinco casos, Puerto Cabello con dos y uno reportado en San Diego.

Los homicidios se llevaron a cabo en nueve de los 14 municipios de la entidad, lo que permite determinar dónde hay mayor incidencia de la violencia delincuencial en la región. Según los especialistas del OVV Carabobo esta información resulta importante para la priorización de las localidades y así aplicar políticas de prevención de la criminalidad.

 

Con nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.