El actor Guillermo García y su familia vivieron un episodio en Panamá que evidencia el trato hacia los venezolanos en países que se han visto afectados por la creciente migración.

García haría escala en Panamá para seguir viaje a Estados Unidos, recordemos que actualmente no hay vuelos directos desde Venezuela hacia EEUU por las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump al régimen chavista. Los venezolanos ahora tienen que hace escala en países como Panamá y República Dominicana para tomar otro vuelo que los lleve a Norteamérica, reseñó 800 Noticias.

El hecho es que, según cuenta García en sus redes sociales, en migración Panamá le negaron el ingreso al país porque su pasaporte venezolano se vencía dentro de un mes. El actor, quien viajaba con su esposa y su bebé de tres meses, denunció que el oficial que lo atendió en el Aeropuerto Internacional de Tocumen le preguntó: “¿de dónde eres tú?” y cuando le respondió “venezolano”, el funcionario le dijo: “con razón”.

Tras varios intentos para que migración los dejara pasar una noche en un hotel porque al día siguiente saldría su avión a Estados Unidos, finalmente, accedieron a que su esposa, la actriz venezolana Carla Baratta ingresara con su bebé, sin embargo, el actor tuvo que pasar la noche en el aeropuerto.

“Cuando dijeron que no, les dije que no quería estar en un país que ha tratado tan mal a mi gente, que hoy muchos países aceptan venezolanos con pasaportes vencidos por la crisis humanitaria que vivimos (y mi pasaporte aún no está vencido) y les mostré el boleto de salida, que estaríamos menos de 24 horas en la ciudad y aun así dijeron que no. Diego lloraba porque venía de un vuelo muy largo y estaba agotado. Y sin embargo nada”, escribió en un post de Instagram al pie de una foto de su esposa en un pasillo del aeropuerto.

“Nunca más Panamá. No más”, recalcó el actor tras la experiencia.

View this post on Instagram

Esta tarde los tenía a ellos dos así de lejos , mientras en migración de Panamá me dijeron que no podía entrar al país porque mi pasaporte vence en un mes. Les explique que solo hacíamos escala y que por nuestro bebé de 3 meses nos quedábamos una noche . Ni siquiera nos dejaron sacar el coche para que @carlabaratta pudiera al menos estar más cómoda. Les pedí que entendieran que teníamos muchas maletas y que ella sola no podía cargar con todo el peso. Que no nos interesaba quedarnos en Panamá. Que tenemos la residencia americana. Que vivimos allí. Insistimos por horas y nos hablábamos dese lejos. Cuando dijeron que no, les dije que no quería estar en un país que ha tratado tan mal a mi gente, que hoy muchos países aceptan venezolanos con pasaportes vencidos por la crisis humanitaria que vivimos ( y mi pasaporte Aún no está vencido) y les mostré el boleto de salida que es justo mañana , que estaríamos menos de 24 horas en la ciudad y aún así dijeron que no mientras Diego lloraba porque venía de un vuelo muy largo y estaba agotado. Y sin embargo nada. Uno de los oficiales se acercó y me dice: de donde eres tú ? Le dije venezolano ; y contestó “ah con razón.” Les aclaré que ni de vaina me quedaría en Panamá a vivir pero que por lo menos buscarán el coche del bebé. Horas después le dieron el coche a Carla y puedo irse a un hotel con Diego; yo estoy acá en el aeropuerto donde pasaré la noche. Junto con nosotros estaban una señora mayor venezolana en silla de ruedas a quien la interrogaron más que a Él Chapo. Nunca Más Panamá. Como dijo Roberto Duran “ No más, No más.” #nuncamaspanama

A post shared by Guillermo Garcia Alvarado (@elguillermogarcia) on




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.