playas
Playa de Puerto Cabello. (Foto: Kevin Arteaga González)

El alcalde de Puerto Cabello, Juan Carlos Betancourt, anunció que en los próximos días se llevará a cabo una reunión con los prestadores de servicios y administradores de las playas del municipio, a fin de coordinar las medidas de bioseguridad y la operatividad de los balnearios.

“Estamos revisando la situación de las playas en Puerto Cabello. Aquí hay balnearios que están en manos de otros entes, pero debemos entender que el comercio de algunas playas es de nuestra gente local y tenemos que darle funcionalidad y respuesta”, dijo Betancourt en su programa radial “Al Aire”.

Aunque la autoridad municipal aclaró que hasta la fecha no se ha oficializado la apertura de las playas y Nicolás Maduro informó este miércoles 14 de octubre que los lugares turísticos abrirían a partir del 1° de diciembre, la realidad en Puerto Cabello es otra debido a la necesidad de trabajo por parte de los comerciantes y trabajadores de los balnearios.

Durante las semanas de flexibilización en algunas playas como Patanemo se evidencia la asistencia masiva de visitantes, sobre todo los sábados y domingos. Pero, según trabajadores de la zona, de lunes a viernes solo llegan pocas personas, que ocupan menos de 15% de los toldos. Mientras que en los días de cuarentena radical la bahía permanece cerrada.

Prestadores de servicios afectados

Los operadores turísticos y prestadores de servicios se han visto fuertemente golpeados debido a las restricciones de la cuarentena por la pandemia de COVID-19. “Estamos afectados en todos los sentidos, porque la mayoría de los que vivimos en Patanemo trabajamos aquí en la playa”, señaló Josefa Chirinos, quien tiene un quiosco en el que vende pescado frito y alquila toldos.

Josefa explicó que para sobrevivir, ya que solo hay movimiento de turistas en los fines de semana de flexibilización, ella y su familia de 15 integrantes guardan lo “poquito” que logran hacer con las ventas durante esos días para poder comer en la siguiente semana que corresponde cuarentena radical, según el esquema de 7+7 impulsado por el gobierno.

José Palma, quien se dedica a vender ostras en Patanemo, agregó que debido a las restricciones propias de la cuarentena, sus ingresos se han visto mermados en 80% aproximadamente. “En cuarentena no entra nadie. Antes de la pandemia podía llegar a hacer hasta 100 dólares diarios en un fin de semana, ahora hago solo 20 dólares y eso depende de cuántos turistas lleguen”.

COVID-19 en Puerto Cabello

En cuanto al desarrollo de la pandemia en Puerto Cabello, Betancourt aseguró los registros del hospital centinela José Francisco Molina Sierra, los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y del Hospital Adolfo Prince Lara evidencian que la curva de contagio se ha aplanado y han disminuido las muertes por el virus. Sin embargo, no ofreció las cifras detalladas de los casos positivos, recuperados y fallecidos hasta la fecha a causa del virus en el municipio.

“Que lo refute quien quiera refutarlo: en Puerto Cabello han bajado los casos de contagio por COVID-19. No es que no los haya, es que han bajado considerablemente las estadísticas”, expuso el mandatario porteño. “Hemos aplanado esa escalada acelerada de la enfermedad, hemos tenido un control, hemos realizado más pruebas, lo que ha permitido más diagnósticos oportunos”.

El alcalde instó a los cuerpos de seguridad a continuar con las restricciones en las semanas de cuarentena radical. “No bajemos la guardia, el llamado es al cuidarnos. La pandemia no ha terminado y esto va a seguir viviendo con nosotros”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.