(Foto EFE)
COMPARTE

El alcalde del municipio Campo Elías de Mérida, Omar Lares, y su esposa, Ramona Rangel, pidieron este martes a la Cancillería de Colombia que interceda ante el Gobierno de Nicolás Maduro por la que consideran detención ilegal de su hijo en ese país, quien también posee nacionalidad colombiana.

“Estamos buscando que la Cancillería colombiana a través de la embajada, de los consulados y a través de la misma canciller (María Ángela Holguín) pueda de alguna u otra manera intervenir directamente, ya que es un ciudadano colombiano”, dijo a Efe Lares, quien permanece en el país desde el pasado 2 de agosto.

Según el funcionario, su hijo fue arrestado el pasado 30 de julio en un operativo contra su residencia, a la que llegaron alrededor de 200 agentes.

Ese día, explicó el alcalde, cerca de 200 integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y seguidores del chavismo tomaron por asalto su casa.

En el lugar permanecían además su esposa y otro hijo de 13 años, mientras que su hija mayor, que sufre de convulsiones, había salido minutos antes.

“Ese día 30 emprendí la salida, pero lamentablemente, mi hijo Juan Pedro Lares, de 23 años, no pudo salir, fue capturado en esa operación irregular, ilegal desde todo punto de vista jurídico, porque no privaba sobre mí alguna orden de captura”, advirtió.

El burgomaestre, quien se mantiene en el cargo y dejó a un funcionario encargado durante 90 días, previa autorización del concejo local, atribuyó el intento de capturarlo a un “antojo y el exceso del ejercicio del poder” del gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, y su director de seguridad.

“Mi hijo está recluido en el Sebin, el mismo día lo llevaron” a la sede central en Caracas, aseguró el alcalde, quien lamentó que Juan Pedro no haya sido presentado ante los tribunales.

“Ya va a cumplir 45 días (…) de estar ilegalmente privado de su libertad; es un secuestro, para mí es un secuestro, porque se han violentado todo los debidos procesos”, advirtió.

Lares pidió a la canciller colombiana, María Ángela Holguín, que intervenga “directamente” por la situación de su hijo, al señalar que “es un ciudadano colombiano, que además no ha cometido ningún delito”.

“Es un joven que está pagando culpas que no tiene que pagar”, lamentó Lares, quien atribuyó la operación en su contra a una denuncia que hicieron sobre la muerte de un joven en ese municipio, aunque señaló que lo acusaron de financiar protestas.

Lares, quien dijo haber sido víctima anteriormente de un atentado y de un intento de incendiar su vivienda, aseguró que permanece en Colombia para resguardar su vida, su integridad y la libertad.

La esposa del alcalde, Ramona Rangel, cuya madre es colombiana, pidió al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos el apoyo por si hay alguna vía para que soliciten a su hijo y sea enviado a Colombia.

“Esperamos respuesta, apoyo y ayuda de Colombia que hasta ahora la hemos tenido. Por eso, decidimos venir acá”, añadió Rangel, quien pidió a la canciller colombiana que “a través de un comunicado haga la solicitud”.

Alegó que su hijo no ha cometido ningún delito, ni aquí ni allá, y consideró que es un rehén, ya que fue extraído de su casa y llevado al Sebin.

Rangel, que se ha desplazado a Caracas para tratar de contactar a su hijo a través de la embajada de Colombia, confesó que esperan entrevistarse con la canciller Holguín.

El pasado 25 de mayo, en medio de las protestas que sacudían a Venezuela, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de ese país ordenó poner freno a los bloqueos y manifestaciones en ocho alcaldías de la oposición, entre ellas la de Campo Elías, dirigida por Omar Lares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.