La Virgen del Socorro, patrona de Valencia (foto archivo).

Cada día crece más la devoción en Carabobo por la Virgen del Socorro, lo cual se pone en evidencia los 13 de noviembre de todos los años cuando se le rinde un tributo especial a la sagrada imagen, por celebrarse la solemnidad en honor a la Patrona de Valencia.

La feligresía carabobeña siente que nuestra madre está con ella para socorrerla en todos los favores que le piden, por eso la venera con mucha fe.

Hoy es el día de la virgen lo cual representan una gran alegría para los valencianos, carabobeños o simplemente para los que escogieron esta tierra para vivir, pues se le rinde tributo a la madre de Dios, en la advocación de Nuestra Señora del Socorro.

El año pasado y por efectos de la pandemia, la sagrada imagen permaneció en la catedral donde el arzobispo, monseñor Reinaldo Del Prette ofició la misa solemne en su honor. Pero esta vez, aunque todavía estamos en pandemia, la virgen será llevada de nuevo al Forum para que mayor número de fieles le puedan rendir tributo durante la eucaristía, que igualmente presidirá el arzobispo de Valencia.

Los actos religiosos se realizarán cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad, para evitar posibles contagios con la COVID-19. Por eso esta vez tampoco habrá procesión.

Esta actividad fue sustituida por una caravana que se realizará por el mismo recorrido que se ha hecho la procesión, lo cual incluye homenajes musicales en algunos sitios como la Hermandad Gallega y la Cámara de Comercio de Valencia, según informó el párroco de la catedral, Pedro De Freitas.

UN POCO DE HISTORIA

El doctor Guillermo Mujica Sevilla, cronista de Valencia por un buen tiempo, relató en uno de sus libros que hace muchos años llegaron de España, por los caminos de los mares, dos cajas, cada una contentiva de la imagen de una virgen: Una contenía la Virgen del Socorro, y la otra una Virgen Dolorosa; la primera destinada a Valencia, la segunda al Perú.

Hubo una confusión y dejaron en nuestras playas a la Virgen Dolorosa y enviaron la otra al Perú. La gente de Valencia consideró como un milagro que aquí se quedara la imagen de la Dolorosa y por ese motivo, siguiendo el entusiasmo de la cofradía que había pedido la imagen de la Virgen del Socorro, bautizaron a esta imagen: “Virgen del Socorro de Valencia”, aunque la representación era de una Dolorosa.

Cuando en el Perú se dieron cuenta, pidieron enviar nuestra Virgen para que ellos enviaran la que había llegado allá. Pero al decir de nuestro gran poeta Andrés Eloy Blanco, el pueblo de Valencia contestó: “pueblo no cambia virgen”. Ya consideraban a la Virgen que había llegado como la Virgen del Socorro de Valencia.

“ Es una leyenda que según dicen viene de la época del padre Tamarón hace como trescientos años. La Virgen fue adoptada por su pueblo y ella adoptó a los valencianos. La devoción del pueblo y el amor hacia ella crecieron rápidamente, y desde entonces nuestra Virgen del Socorro es verdaderamente el socorro de los valencianos. Algunos dudan de la veracidad de esta leyenda, pero no se puede negar que es una leyenda hermosa».

Este año se cumple 111 años de la coronación canónica de la sagrada imagen mariana, siendo ella la primera que recibió esta distinción en Venezuela. Lo hizo el papa Pío X.

La Virgen del Socorro tiene el privilegio además se ser la única imagen a la cual se le ha concedido la Rosa de Oro, obsequiada en el centenario de la coronación canónica, en el año  2010, por Su Santidad el hoy papa emérito Benedicto XVI.

Esta distinción fue creada por el Papa León IX en 1.049. C consiste en un rosal de oro con flores, botones y hojas colocado en un vaso de plata y un estuche con el escudo papal.

Las rosas están unidas con el santo crisma e incienso representando el triunfo de la resurrección sobre el ambiente corrompido del mundo. El oro simboliza que ella es la madre del rey de reyes y señor de señores, las espinas recuerdan la corona que ensangrentó el rostro de Jesucristo. El rojo recuerda el dolor que vivió Jesús para salvarnos y la rosa simboliza la felicidad eterna.

Correspondió al recién fallecido cardenal, Jorge Urosa Savino, hacer entrega de la Rosa de Oro a la virgen, durante el acto central de la celebración del centenario de su coronación canónica en el año 2010.

MILAGROS

La devoción de la Virgen del Socorro surge en el contexto de varios sucesos milagrosos ocurridos en 1306, que, posteriormente, propiciarían su representación iconográfica.

Según historiadores se tiene constancia de un primer episodio milagroso en el que un fraile agustino gravemente enfermo y desahuciado por los médicos que le habían tratado, imploró la intercesión de la Virgen María a través de la oración.

Mientras el monje rezaba frente a un fresco de la virgen con niño en la capilla de San Martino de la iglesia de su convento, en Palermo, María se materializó ante él, siendo curado de su mal al instante.

Tras este acontecimiento, el monje divulgó su devoción bajo el título de Virgen del Socorro, haciendo referencia a su mediación en momentos de protección y auxilio.

El segundo milagro también ocurrió en Palermo ese mismo año. La leyenda narra el suceso acontecido a una mujer palermitana, muy devota de la virgen, pero conocida por su mal carácter y su ira incontrolada.

Un día el más pequeño de sus hijos llevó a cabo una travesura propia de su edad, y la madre, al ser consciente del incidente e irritada por la ira, invocó al demonio pidiendo que se llevara al niño. Al momento se manifestó el demonio con la intención de arrebatarle al pequeño, cogiéndole de un brazo bruscamente.

La madre, desesperada y arrepentida por las palabras pronunciadas suplicó por la vida de su hijo a través plegarias hacia la virgen. Tras esto, surgió la virgen pertrechada con una maza y golpeó al demonio hasta que éste soltó al niño, que pudo retornar a los brazos de su atormentada madre.

En Valencia el año pasado, Carmen Girón, miembro de la Cofradía de Nuestra Señora del Socorro, dijo que estando limpiando la capilla de la virgen en la catedral, se acercó un joven para dar gracias pues le había pedido con fe que lo curara de la leucemia que padecía.

Según narró Girón, el joven le confesó que 15 días antes le habían hecho unos exámenes donde se determinó que la enfermedad había desaparecido. Por eso estaba muy agradecido con la virgen.

La dama también informó que una de sus compañeras, camarera de la virgen, hacía sido diagnosticada con cáncer de mama. Le suplicó a la virgen que la curara y así sucedió.

SIGUEN LAS FESTIVIDADES

Las festividades en honor a la virgen, que comenzaron el 31 de octubre,  no culminan con la misa solemne de este sábado. Para este domingo 14 se tiene programada una exposición y concierto de la Orquesta Sinfónica de Carabobo a las 10:30 a.m. en el hotel Hesperia.

Allí también se realizará un homenaje al exalcalde de Valencia, Francisco “Paco” Cabrera, con un evento en el que se replicará el sentimiento y alegría de las casetas que se instalaban en las ferias de la ciudad que el mandatario organizaba en honor a la patrona.

El cierre de las festividades será el 21 de noviembre, con la misa criolla en la Catedral de Valencia

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.