Jesús a resucitado.

Aleluya, aleluya, Jesús ha resucitado. El Domingo de Resurrección, o domingo de pascua, es la fiesta central del cristianismo porque se conmemora la resurrección de nuestro señor Jesucristo.

De acuerdo a las sagradas escrituras, la resurrección se produjo al tercer día de la crucifixión. El significado para los católicos de este hecho, es que Cristo triunfó sobre la muerte y con ello abrió las puertas del cielo a todo aquel que cree en él.

La resurrección de Jesús es un hecho histórico. Las pruebas de que realmente ocurrió son el sepulcro vacío y su aparición ante los apóstoles, entre otras.

En la misa correspondiente a este domingo, se celebra la resurrección encendiendo el cirio pascual, que representa la luz de Cristo resucitado y que permanece prendido hasta el día de la Ascensión, cuando Jesús sube al cielo.

Tere Vallés, escribió para el portal Catholic, que cuando celebramos la resurrección de Cristo, estamos celebrando también nuestra propia liberación. Celebramos la derrota del pecado y de la muerte.

San Pablo dice que si Jesús no hubiese resucitado, sus palabras hubiesen quedado en el aire y dudaríamos que realmente fuese Dios. Pero como resucitó sabemos que venció a la muerte y al pecado.

Con el Domingo de Resurrección comienza el tiempo de pascua, en el que recordamos el tiempo que Jesús permaneció entre sus apóstoles, antes de subir al cielo.

Como se recordará, por Venezuela cumplir la cuarentena social que se estableció para evitar el contagio con el coronavirus, este domingo no habrá misas en ninguna iglesia, con presencia de fieles.

Como se ha hecho todos los días de Semana Santa, la misa se celebrará a puerta cerrada y será transmitida por las redes sociales y otros medios de comunicación.

TRADICIONES

En este día tan especial para los católicos se celebra con algunas tradiciones populares. Una de ellas es el intercambio de huevos de pascua, decorados, cuya costumbre no está muy arraigada entre los venezolanos.

Desde tiempos memoriales, los venezolanos celebramos este día la quema de Judas, es una especie de justicia popular que se aplica a quien traicionó a Jesús.

Cualquier persona en una comunidad elabora un muñeco de trapo y luego lo exhibe el a vía pública. Por costumbre, quienes pasan frente a “Judas” le dan algo de dinero a quien lo hizo.

El “Judas# se pone en la calle el domingo bien temprano, de manera que cuando se vaya a quemar, entrada la noche, su dueño haya recogido suficiente dinero para festejar. El muñeco por lo general tiene cohetes adheridos al cuerpo, los cuales se encienden cuando se va a quemar, como una manera de atraer a los demás miembros de la comunidad.

“Judas” acostumbra a dejar un testamento que se lee, pocos minutos antes de ser quemado. El documento por lo general deja constancia de los regalos que dejaría a miembros de la comunidad, siempre en forma jocosa.

Como en Venezuela la política está metida en todo, desde hace un buen tiempo quienes elaboran los judas le dan una identificación, mostrando el rostro de algún político, que consideran que ha traicionado al pueblo.

Esto fue prohibido por el fallecido expresidente Chávez, pero muy poca gente le hizo caso.
La diferencia de la quema de Judas en estos tiempos de cuarentena, es que por falta de gasolina y por el encierro que tiene que guardar la ciudadanía, muy poca gente saldrá a la calle y en consecuencia el muñeco recibirá pocas contribuciones económicas.

La gente tampoco podrá concentrarse a presenciar la quema y ahorcamiento de Judas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.