Alemania. (Cortesía)
COMPARTE

Alemania inauguró un memorial dedicado a los 11 deportistas israelíes asesinados el 5 de septiembre de 1972 por el comando palestino Septiembre negro durante los Juegos Olímpicos de Múnich, cuando se cumplen 45 años de la tragedia.

Instalado en el Estadio Olímpico de Múnich, el memorial está compuesto por fotografías en blanco y negro de las víctimas, así como sus biografías.

Con un coste de 2,2 millones de euros, la instalación fue inaugurada en presencia del presidente alemán Frank-Walter Steinmeier y del israelí Reuven Rivlin, así como por el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Thomas Bach.

Este nuevo lugar para la memoria es un sitio importante, para los israelíes y para nosotros los alemanes. Pero antes de todo, está dedicado a las víctimas del 5 de septiembre de 1972, declaró Steinmeier.

Ese día, al amanecer, ocho miembros de la organización palestina Septiembre negro entraron en un apartamento de la delegación israelí en la villa olímpica matando a dos deportistas de este país y tomando a otros nueve como rehenes, con la esperanza de cambiarlos por 232 prisioneros palestinos.

La intervención de los servicios de seguridad alemana concluyó con la muerte de todos los rehenes, además de un policía alemán.

Cinco de los ocho miembros del comando fueron abatidos y los otros tres capturados.

El presidente israelí Reuven Rivlin recordó que varias víctimas eran además supervivientes del Holocausto, que habían ida a Múnich con un espíritu de reconciliación.

Cuarenta y cinco años después de la masacre, el terrorismo internacional continúa amenazando a las víctimas inocentes, señaló Rivlin, estimando que la comunidad internacional tenía que mostrarse unida frente al terrorismo.

Varios familiares de las víctimas asistieron a la inauguración, como Ilana Romano, la viudad del especialista en halterofilia Yossef Romano.

Un acto muy emocionante, señaló Ilana Romano, que desde 1978 peleó porque un memorial se dedicara a las víctimas.

Un dolor profundo, pero un sentimiento de gratitud, añadió, recordando que los deportistas israelíes que viajaron a Múnich lo hicieron contentos y llenos de esperanza, y volvieron en un féretro, su único error fue ser israelíes.

Reuven Rivlin y Frank-Walter Steinmeier se desplazarán al campo de concentración de Dachau, a algunos kilómetros de Múnich, para depositar una corona de flores.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.