El cantante español comenzó su carrera musical con apenas 18 años. (Foto Archivo)

EFE

A Álex Ubago no le importa que muchas de sus canciones sean tachadas de “cortavenas” por su gran carga de sensibilidad, porque le permiten conectar con los “románticos” de América Latina, donde dice sentirse más profeta que en su propio país, España.

“América Latina es a día de hoy mi mercado más importante”, declaró el cantante en una entrevista con Efe a su paso por Uruguay, una de las paradas de la gira que realiza desde 2013.

El cantante español, nacido en Vitoria en 1981, comenzó su carrera musical con apenas 18 años y con 20 publicó su primer disco, “¿Qué pides tú?”, que le lanzó a la popularidad no solo en España, sino también en México, Argentina, Chile y Colombia.

Ubago, que ahora tiene cuatro discos más, multitud de premios y duetos con artistas internacionales como Craig David, Sharon Corr y Laura Pausini, dice que en estos años ha tenido la suerte de poder vivir experiencias que ni en sus “mejores sueños” hubiera imaginado.

“España siempre será probablemente el lugar más especial para trabajar pero en América la gente me trata muy bien y tengo muchas posibilidades de trabajo”, afirmó.

“Sí, soy más profeta en América Latina que en España. En América son más románticos y entra mejor mi música”, señaló, tras reconocer haber tenido en su vida momentos “mejores y peores”, de los que “hay que levantarse siempre” y tener muy claro “lo que es importante de verdad”, como son, ante todo, su mujer y su hijo.

Las canciones de su último disco, “Mentiras sinceras” (2012), suponen el grueso del repertorio de su actual gira, pero también hay lugar para sus éxitos de siempre.

En este sentido, si hay una canción que nunca puede faltar es la que compuso para su primer trabajo y cantó con Amaia Montero. “Me muero por conocerte, saber qué es lo que piensas”, rezaba en la letra el tema “Sin miedo a nada”.

“No sé si habrá una canción que conecte tanto con la gente como lo hizo esa”, dice Ubago, para quien aquel éxito sigue siendo muy importante y le permitió acercarse a muchas personas “en muchos lugares del mundo”.

En su nuevo disco, que espera tener listo a mediados de 2015, “habrá un poco de todo” y “ojalá” contenga otro gran éxito como el que cantó con la ex vocalista de La Oreja de Van Gogh, pero si no, “no pasa nada”, concluyó.

“Me gustaría que fuera una producción más moderna dentro de lo clásico de mis canciones. Tirar hacia John Mayer o James Morrison”, agregó el músico, con la ilusión de continuar en su línea de siempre pero probando “algo distinto” que pueda sorprender a sus “fans”.

Convencido de que sus canciones tienen “mucho que ver con la emoción y los sentimientos”, no le disgusta que algunos le marquen la etiqueta de músico “romanticón” y “cortavenas”, porque esas melodías son muchas veces “las que más venden”.

Una cassette con canciones dedicadas a una novia de entonces y que un familiar suyo hizo llegar a una discográfica fue el punto de salida de su carrera y hoy, más de una década después, pide “salud, amor y seguir haciendo música”.

Sabe que aquella novia, que tanta suerte le dio, se casó -no con él- y fue madre, pero son su actual pareja y su hijo los verdaderos “termómetros” a la hora de componer en la actualidad.

“Me gustaría ser recordado como una buena persona y un músico que escribió buenas canciones que hicieron sentir cosas a la gente”, concluyó. El próximo 21 de noviembre ofrecerá en Punta del Este (Uruguay) un recital en acústico, al que seguirán varios conciertos más en Argentina, Chile y Paraguay.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.