COMPARTE

El embajador venezolano en Cuba, el exministro chavista Alí Rodríguez, afirmó este viernes que la oposición de su país rechaza todo intento de mediación, negociación o diálogo para lograr una salida democrática y pacífica a la crisis en Venezuela, donde la violencia se ha cobrado casi un centenar de muertos.

“Nosotros (el Gobierno) hasta apelamos a la intermediación del papa, que fue rechazada. Se ha dado una situación en que la oposición no quiere ninguna salida mediante la negociación, participe quien participe, gestione quien gestione”, indicó hoy Rodríguez en una rueda de prensa en la Embajada de La Habana.

Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno venezolano solicite la mediación de otros gobiernos de la región, dijo que “Venezuela no suele hacer eso” al tratarse de un asunto interno, pero declaró que están “abiertos a todo liderazgo o a todo país que esté dispuesto a una salida democrática y pacífica”.

El embajador señaló que siempre que algún país o líder internacional ha expresado su voluntad de trabajar por la paz en Venezuela, el Gobierno chavista ha facilitado “toda la información que requieren los mediadores para que tengan suficiente sustentación en sus gestiones”.

Hasta el momento, la mediación externa que más éxito ha logrado ha sido la del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, que participó en las negociaciones que culminaron en la salida del opositor Leopoldo López de prisión para cumplir con un arresto domiciliario.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitó el pasado lunes Cuba, donde se reunió con su homólogo Raúl Castro, a quien habría planteado una propuesta para buscar una salida política a la crisis venezolana, según publicaron medios europeos sin que llegara a producirse una confirmación oficial de esta teoría.

Dicha propuesta contaba, según esos medios, con el beneplácito de otros gobiernos de la región como los de Argentina o México.

Sobre esa cuestión, Rodríguez, que ocupó las carteras de Energía, Economía y Relaciones Exteriores durante el mandato del fallecido Hugo Chávez, dijo no tener constancia ninguna.

El embajador en Cuba insistió en que las elecciones para una Asamblea Constituyente, convocadas para el próximo 30 de julio, son la “mejor solución” para la salida de la crisis en Venezuela porque va a “actualizar” la Constitución y “relegitimar” los cambios sociales que emprendió Chávez.

“Se trata de un instrumento para profundizar y ampliar las conquistas democráticas del pueblo venezolano. Lograr mayores grados de participación y protagonismo del pueblo”, resumió.

El embajador negó que la celebración de la Constituyente -que la oposición rechaza porque lo considera una trampa del chavismo para perpetuarse en el poder e imponer un sistema comunal de corte soviético- vaya a desembocar en más violencia.

A su juicio, la violencia en Venezuela está “muy focalizada” en tan sólo 17 municipios a manos de una “derecha golpista” que cuenta con el apoyo y financiación del gobierno estadounidense de Donald Trump.

“La única división que se observa en Venezuela es la de aquellos que están a favor de continuar con los cambios inaugurados por Hugo Chávez o los que se oponen desde siempre a esos cambios, perfectamente identificables ya en la sociedad venezolana y en la región”, matizó el diplomático.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.