Foto: EFE

El español Fernando Alonso (Toyota TS050 Hybrid) aspira a repetir, desde el segundo puesto de la parrilla, el triunfo logrado el año pasado en las Seis Horas de Spa-Francorchamps, la penúltima prueba del Mundial de Resistencia (WEC), que lidera junto al suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima.

Buemi y Nakajima promediaron un tiempo de un minuto, 54 segundos y 243 milésimas para cubrir los 7.004 metros de la mítica pista belga; y se tuvieron que conformar con el segundo puesto de la calificación, por detrás del otro Toyota, el del argentino José María ‘Pechito’ López, que les mejoró en 495 milésimas con la media que obtuvieron el nipón Kamui Kobayashi y el inglés Mike Conway.

Con unas previsiones meteorológicas que anuncian inestabilidad constante y que amenazan incluso con nieve para la jornada de este sábado en la región de las Ardenas, comenzó a gotear nada más iniciarse la cronometrada principal -ampliada a 25 minutos, en lugar de los veinte habituales-, que se resolvió a las primeras de cambio.

Los pilotos nipones de Toyota salieron los primeros a pista y la vuelta de Kobayashi -ex compañero del mexicano Sergio Pérez en F1-, que cubrió la mítica pista belga en un minuto, 53 segundos y 812 milésimas, ya mejoraba en casi medio segundo el giro de su compatriota Nakajima, que comparte el coche 8 con Alonso.

Nada más marcar tiempo, se produjo el cambio de pilotos; y Conway, que firmó la vuelta rápida de la sesión, al invertir un minuto, 53 segundos y 683 milésimas en cubrir los siete kilómetros del circuito que habitualmente alberga el Gran Premio de Bélgica de F1, superó asimismo en casi medio segundo el crono de Buemi.

Al final, el promedio del coche 7 mejoró en 496 milésimas al del número 8; y Alonso y sus compañeros saldrán segundos este sábado, tras una calificación en la que el goteo se convirtió en lluvia fina y que, al ser imposible de mejorar los tiempos, se resolvió en apenas diez minutos.

“Esta ‘pole’ no cambia nada con miras al campeonato, realmente”, explicó a EFE el japonés Kobayashi, después de que esta primera plaza -valorada en un punto- redujese a catorce la ventaja en el WEC que le lleva el coche de Alonso (135) al de ‘Pechito’ (121), los hispanohablantes que este viernes cedieron el protagonismo a sus compañeros.

“Eso sí, nos da confianza con miras a la carrera, en la que nos dará cierta ventaja si es en seco; pero que no cambia mucho si lo es en mojado, porque en cualquiera de los casos, pero más en este último, en una carrera de seis horas pueden pasar muchas cosas”, declaró a Efe este viernes, en Spa, Kobayashi, que por la mañana había marcado el mejor crono (1:54.105) en el tercer y último entrenamiento libre.

El SMP Racing número 17, que pilotan el francés Stéphane Sarrazin y los rusos Sergey Sirotkin y Egor Orudzhev, logró el tercer promedio de la calificación -a 964 milésimas de la media del Toyota número 7, de 1:53.474-, por lo que arrancará desde esa posición este sábado.

Alonso, que no disputará la próxima temporada del WEC y de quien el holandés Rob Leupen, director del Toyota Gazoo Racing, comentó a Efe en el mítico circuito belga que es “el mejor piloto con el que jamás” trabajó, buscará, a partir de la una y media (las 11:30 horas GMT) del sábado una nueva victoria en la pista en la que debutó con éxito hace un año en el Mundial de Resistencia.

La de Spa será la penúltima de la ‘Súper-temporada’ 2018-19 del WEC, que se cerrará a mediados de junio con las 24 Horas de Le Mans (Francia), al igual que la anterior, la prueba que se repite en esta edición del Mundial de Resistencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.