COMPARTE

Los elevados precios de la carne y el pollo son motivo de tristeza para los integrantes de familias de escasos recursos, ya que pocos pueden comprarlos.

En la casa de Carmen de Segovia se come carne una vez al mes, pero por los precios en aumento que casi a diario presenta este producto alimenticio, está pensando eliminarlo definitivamente de su mesa.

La dama tiene acceso a la carne cuando cobra su pensión de vejez, ya que vive con dos hijos, su yerno y tres nietos. El marido de su hija es quien hace maromas para proveer de alimentos el hogar. Ella lo ayuda comprando carne una vez al mes, huevos y granos. No puede hacer más nada porque debe dejar para la pastilla de la tensión.

Compradores se quejaban de los precios de los alimentos proveedores de proteínas al cuerpo. (Foto Archivo El Carabobeño)

Este lunes estaba en el mercado periférico de La Candelaria, molesta porque el kilo de carne estaba en 15 mil bolívares, lo cual es un claro indicio de que no podrá seguirla comprando con la misma regularidad.

Junto a otra compradora se quejaba de los precios de los alimentos proveedores de proteínas al cuerpo. “Nos quedan muy pocas opciones para comer”, comentaba la anciana en tono desanimado.

Por ser inicio de semana, este lunes había poca clientela en el periférico. Todos los expendedores de carne tenían el kilo de pulpa negra en 15 mil bolívares. Quien buscara carne para mechar o para guisar, debía cancelar 13 mil bolívares por kilo.

Otra opción podría ser la chuleta de cerdo, pero la diferencia prácticamente era nada, ya que el kilo se ofrecía en 14 mil bolívares.

Los pocos clientes que adquirían pollo lo hacían a razón de 8.500 bolívares por kilo, aunque en algunos puestos costaba 7 mil. Si se toma en cuenta que pocos pollos pesan un kilo, es lógico asumir que por uno entero grande se puede llegar a pagar hasta 20 mil bolívares.

Ante estos precios del pollo y la carne uno entiende por qué la gente se queja tanto de que no puede alimentar bien a su familia. Hay que tomar en cuenta que para preparar ambos rubros alimenticios, se necesita condimentos, aceite y hortalizas, lo cual eleva la erogación monetaria que se debe hacer, porque esos también están caros.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.