La Guásima debió estar cerrada para el término del año pasado. (Foto Referencial)
COMPARTE

Es constante. A veces Ana Soto se asoma por su ventana y ve una columna de humo en el cielo. Significa que la basura del vertedero al aire libre de La Guásima está ardiendo de nuevo. Eso no ha parado pese a que hubo una promesa muy clara del gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach. La Guásima debió estar cerrada para el término del año pasado.

Y fue una promesa en serio. “Aquí me comprometo, un día después del cumpleaños número 61 de nuestro líder eterno, Hugo Chávez, que el año que viene se cerrará definitivamente La Guásima porque tendremos un nuevo vertedero” dijo Ameliach en 2015. Luego, en agosto de 2016, prometió el cierre definitivo. Ya se terminó su período constitucional al frente de la gobernación del estado, y La Guásima sigue recibiendo desechos.

Se estima que entre tres mil y cuatro mil 500 toneladas de basura son ingresadas diariamente al vertedero. La promesa de ser reconvertido en un relleno sanitario nunca se cumplió. Ana Soto, integrante de la Comisión Ambiental de Tocuyito, una Organización No Gubernamental local, asegura que fueron engañados una vez más. “No hay planificación definida para el desarrollo en Carabobo. Las consecuencias son un gran cúmulo de desechos como La Guásima”.

EL BARRIO

El barrio del mismo nombre circundante al vertedero el olor a basura es más que constante. Tiene 50 años. Hay unas severas enfermedades respiratorias, además de niños con plomo en la sangre, una de las cosas más comunes, dice Soto, quien ha luchado para que desde 2013 la Asamblea Nacional tome el asunto como una prioridad. Cambian los nombres y rostros en las comisiones pero el resultado es el mismo: nada.

MILLONES DE BOLÍVARES PARA EL RELLENO SANITARIO 

El dinero que Ameliach anunció para la clausura de La Guásima no se ve, denunció la vecina. Ha sido, desde que ejerce su cargo, más de un millardo de bolívares. En 2015 el Consejo Legislativo de Carabobo aprobó 300 millones de bolívares para el proyecto. En agosto de 2016 el desembolso fue aún mayor: 900 millones de bolívares, superando 200% el monto inicial sin que se dieran resultados concretos. “A este punto, ni la comisión ambiental, ni los vecinos, conocemos el nuevo proyecto de relleno sanitario”. Ni siquiera saben dónde estará: si en los espacios del antiguo vertedero o en otro lugar.

La Guásima es el principal sitio de disposición final de desechos en Carabobo. Tiene un área aproximada de 50 hectáreas. Al menos 100 camiones ingresan diariamente. Valencia, Naguanagua, San Diego, Los Guayos y Libertador concentran la densidad poblacional del estado y también la generación per cápita de basura. Toda termina en un lugar que para 2017 ya debió estar cerrado.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.