(Foto EFE)
COMPARTE

Luego de poco más de un año de gestión de la Asamblea Nacional, los parlamentarios han logrado detectar irregularidades producto del retraso de obras, malversación de recursos y fallas gerenciales por el orden de los 87 mil millones de dólares.

Transparencia Venezuela indica que la cifra se desprende de la sumatoria de los montos señalados en cinco informes aprobados por el Parlamento desde sus diferentes instancias. Los cinco casos están relacionados con los sectores de alimentación, energía eléctrica, salud, hidrocarburos, vialidad y transporte como se muestra a continuación.

(Foto Transparencia Venezuela)

Los casos sancionados por la bancada opositora son el resultado de pesquisas realizadas desde las comisiones de Contraloría, Administración y Servicios y otras de carácter mixto, que expusieron a la luz pública a los responsables por el despilfarro de los recursos públicos.

El monto más elevado señalado hasta la fecha en un solo caso, responde a la compra, importación, suministro y traída de alimentos a cargo del ministro de Alimentación, Rodolfo Marco Torres. Para abril de 2016, la Cámara aprobó el primer voto de censura contra un ministro en funciones, siendo Marco Torres el sancionado por su responsabilidad política en la crisis alimentaria.

En este caso se logró determinar que tan solo entre las gestiones del mayor general Carlos Osorio, actual inspector general de la Fuerza Armada, y del titular de Alimentación, se manejaron alrededor de 27 mil millones de dólares, monto que habría sido malversado.

Los funcionarios señalados fueron citados en reiteradas ocasiones por la Comisión de Contraloría para que ofrecieran sus descargos, pero jamás atendieron la llamada de los diputados. Estos funcionarios chavistas despilfarraron una cifra que es 2.3 veces el  presupuesto para el Ministerio de Alimentación en 2017.

Caso Crisis eléctrica

La investigación que detectó el segundo mayor monto vinculado con irregularidades, fue la llevada a cabo por la Comisión Mixta encargada de la crisis eléctrica, presidida por el diputado Jorge Millán (PJ-Dtto. Capital).

Las averiguaciones condujeron a un voto de censura contra el ministro de Energía Eléctrica, mayor general Luis Motta Domínguez, luego de comprobar una malversación superior a los 25 mil millones dólares en el sector eléctrico.

Las irregularidades recogidas en el informe final se refieren a 26 proyectos enmarcados dentro del Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, comprendido entre 2005 y 2016.  Los 26 proyectos habrían recibidos montos superiores respecto a los costos indicados en el plan inicial, derivándose finalmente en un diferencial superior a los 25 mil millones de dólares.

El monto descubierto por la investigación es equivalente al 93% del dinero destinado al Ministerio de Salud para todos sus proyectos en 2017, entre los que se incluyen la atención de 11,7 millones de personas y la mejora de 241 centros hospitalarios. El monto comparado es tomando como base de cálculo una tasa de cambio fijada en 10 bolívares por dólar.

Obras inconclusas

Los retrasos en la culminación de obras de gran magnitud en transporte fueron objeto de investigación por la Comisión de Administración y Servicios en 2016. Bajo la presidencia del actual jefe de fracción de la bancada de la Unidad, Stalin González (UNT-Dtto.Capital), se comprobó el retraso de 12 obras de transporte inconclusas, que datan desde 2004 y 2007 en algunos casos.

Entre las construcciones señaladas aparecen las extensiones de las líneas del Metro de Caracas, Valencia y Maracaibo, el Sistema Ferroviario Ezequiel Zamora, el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo y el tercer puente sobre el Orinoco.

La instancia logró determinar que debido a los retrasos y cambios en las fechas de culminación de las obras, los proyectos recibieron recursos con variaciones superiores a su monto inicial de hasta un 3000%. Con ese monto se habría podido adelantar la construcción del triple de las obras que sigue sin culminarse en el país, representando un costo adicional para el Estado de Bs. 222 mil millones.

Las obras sin culminar han recibido cinco veces el monto enviado al sector eléctrico para 2017 y más del doble del dinero presupuestado para al sector transporte para todo el año, incluyendo a sus entes adscritos como el Metro de Caracas, Metro Los Teques, Metro de Maracaibo y Metro de Valencia.

 

Lee la información completa en Transparencia Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.