hiperinflación
(Foto cortesía)

Con una inflación anual acumulada de 825,7 % y un estimado de mil 400 % para cerrar el año, la Asamblea Nacional (AN) anunció formalmente que desde octubre en Venezuela inició un proceso hiperinflacionario que podría ocasionar que este indicador económico se sitúe para el próximo año a 12 mil %.

Estas cifras se basan en el seguimiento mensual al índice inflacionario realizado por un equipo especializado de la AN, el cual encabeza el diputado y economista José Guerra, presidente de la Comisión de Finanzas,  quien asumió este trabajo con la misma metodología del Banco Central de Venezuela (BCV), en virtud de que el ente emisor dejó de publicar estos índices.

En el último informe se  concluye que la economía venezolana ha entrado en un proceso de hiperinflación, la cual se caracteriza por una aceleración del ritmo de aumento de los precios que excede los tres dígitos y una caída pronunciada de los saldos reales del dinero circulante en la economía.

Cada vez hay más dinero en la economía pero éste vale menos. Ello se expresa en lo que se observa con toda nitidez en Venezuela cuando los ciudadanos repudian su moneda y buscan protegerse de la hiperinflación adquiriendo otros activos, tanto financieros como no financieros, señala el referido informe.

Un raro y escaso fenómeno

El diputado mirandino Ángel Alvarado abrió el debate señalando que octubre fue el de mayor inflación en lo que va del año 2017, con 44,5 %, destacando que el fenómeno de la hiperinflación no es nuevo pero sí poco común, pues sólo ha habido 57 procesos de este tipo en toda la historia, y el último ocurrió hace 5 años en Zimbabwe.

Alvarado acusó al BCV de ser el causante de este fenómeno, por trabajar bajo las órdenes del gobierno imprimiéndole dinero inorgánico para financiar el inmenso déficit fiscal de Venezuela y a Pdvsa, que paga 95 % del gasto del país.

El modelo económico fracasado que ha impuesto el Gobierno destruye el sistema de precios, pues no hay referencia del valor de un bien, y no se sabe cuándo es mucho o poco, advirtió. La economía usa como referencia el dólar, pero los salarios son en bolívares y los gastos en dólares, esto genera un empobrecimiento brutal.

Como un crimen premeditado contra la familia venezolana calificó el diputado Enrique Márquez al proceso inflacionario que agobia al país, argumentando que la emisión de dinero inorgánico es premeditada  para financiar el exorbitante gasto público. “Este es el gobierno con mayor ingreso en la historia y a su vez el de mayor endeudamiento interno y externo”.

Márquez acusó al fallecido presidente Hugo Chávez de ser un “padre derrochador que no ahorró y quebró el aparato productivo. A su juicio, el presidente Maduro hace lo mismo, ya que emite dinero sin respaldo para continuar el gasto y la familia venezolana es la que paga este crimen a través del peor  de los impuesto: la inflación.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.