Correo del Caroní

Por Jhoalys Siverio

El consultor electoral y analista político Aníbal Sánchez sostiene que la solución a la crisis compleja en Venezuela pasa por una negociación. En ese sentido afirma que ha habido un avance por quienes coinciden en esa idea.

“Como se sostenía desde el año 2017, esta debería tener las características de una mesa de resolución de conflictos, algo que va más allá de sostener que la ruta para propiciar los cambios debe ser por la vía electoral”, agregó Sánchez.

Reiteró que las negociaciones entre los factores confrontados por el poder, mediada por la comunidad internacional, puede llevar a una elección, incluso bajo un esquema de semi competitividad con caracteres dentro de los estándares, pero aún así no tener los resultados esperados de un cambio político.

Considera que esto hace el escenario y contexto preelectoral muy complejo.

“Lo peor es creer que la oposición no tiene alguna oportunidad en el 2024, lo que hace que se amilanen los esfuerzos por concretar una estrategia electoral con base en una política e incluso ha llevado a algunos a apostar a escenarios en el año 2025 y hasta 2030”, explicó.

Para Sánchez no se trata de develar una táctica o explicar el plan a desarrollar, sino que la característica de la política opositora en los últimos años ha sido la confrontación y la polarización, al punto que quienes no comparten la idea son descalificados.

“La política que antes llevó a la desmovilización e inacción llevó a la frustración, y este año terminará en desconfianza. En este rango emocional se maneja el venezolano, lo que aleja el punto de partida para una campaña que debe llevar a crear esperanzas en un cambio”, afirmó.

El analista reitera que el cambio debe darse desde el inicio al momento de abordar la negociación como vía, y que no se reduzca solo en tener como fin una elección y llegar al triunfo electoral, sino en acuerdos para sacar al país de la crisis que vive y lograr una ruta de gobernabilidad.

“Se debe llegar a un estado de compresión donde el mismo gobierno entienda que en las condiciones actuales no podrá lograr la paz y la capacidad de generar una gestión estará cada vez más limitada”, sostuvo.

Sánchez también argumenta que en el caso de la oposición, puede lucir débil en los escenarios de negociación ya que esta se centra en la mesa internacional económica, donde actores interactúan directamente y son estos los que tienen las herramientas, como las sanciones.

“No es lo mismo irreductibles que rodilla en tierra, pero ambas consignas se dan desde una posición de poder, que podría llevar a pensar en la posibilidad de llegar a una transición, incluso con algún chavista en el poder, lo que no puede ser visto como un triunfo de la revolución, sino un paso en el reformismo”, expuso Sánchez.

Al respecto añadió que a lo que se refiere es que “se obliga un cambio de paradigmas en la política partidista que priva en la oposición, más aún en estos tiempos de debate por el control sobre el sector que goza aún de cierto reconocimiento de la comunidad internacional, y que condujo hace cuatro años a plantearse un gobierno paralelo como opción de lucha”. (Con información de Prensa Aníbal Sánchez)

Información del Correo del Caroní




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.