Casas muertas / Serie: Valencia anacrónica / Luis Cabrera, 2021 / Fotografía estenopeica y edición digita

Por: Luis Cabrera / @salteveneno

El próximo 25 de abril se celebra el día mundial de la fotografía estenopeica o Pinhole
(“agujero de aguja”). Desde hace 20 años, cada último domingo de abril, miles de
personas alrededor del mundo, experimentan la magia de hacer una imagen usando
solo la luz que viaja a través de un diminuto orificio del diámetro de la punta de un
alfiler.

De acuerdo a la página www.pinholeday.org, el año pasado más de dos mil personas
de 57 países se sumaron a esta experiencia, compartiendo las imágenes captadas
utilizando esta técnica que rescata los principios de la cámara oscura que estudió
Alhacén -erudito árabe, físico y matemático- a finales del siglo X, que consta de una
caja cerrada y un pequeño agujero por el que entra una mínima cantidad de luz, y
proyecta la imagen del exterior.

Desde entonces, la fotografía ha evolucionado con un efecto de bola de nieve hasta
alcanzar los estereotipos de hiperrealidad que conocemos hoy. Sin embargo,
originalmente, todo se hacía en una sala cerrada con una única fuente de luz que
viajaba en línea recta hasta atravesar esa pequeña abertura por donde entran los rayos
luminosos reflejando lo que ocurre al otro lado de la cámara: Una imagen invertida
tanto horizontal como verticalmente.

No exageramos al decir que se pueden hacer fotografías con una lata. Porque en
esencia, la cámara estenopeica consta de un envase casi herméticamente sellado,
hecho de cualquier material (lata, madera o cartón). Una de sus paredes tiene un
orificio del grosor de una aguja (estenopo, que da nombre a la técnica). Adentro se
coloca el material fotosensible (película o papel fotográfico), donde se proyecta y fija la
imagen del exterior.

Un dato importante de este tipo de fotografías es que el resultado preliminar es una
imagen en negativo La ausencia de lente permite una profundidad de campo infinita y
gran angular. En todo caso, las expectativas siempre son grandes. El encuadre se
vuelve casi un acto de fe, porque no contamos con el visor de las cámaras digitales, el
gran angular que proporciona el estenopo es tal que excede el encuadre referencial de
cualquier visor.

Por lo general, los fotógrafos que se decantan por experimentar esta técnica
construyen su propia cámara estenopeica, utilizando los materiales ya mencionados.
No obstante, existe la posibilidad de modificar cámaras reflex sustituyendo el lente por
un estenopo. En efecto, la experiencia es completa, una suerte de viaje a los orígenes
de la fotografía.

También es una oportunidad valiosa para quienes desconocen el proceso final de la
fotografía analógica: El revelado químico. Y es que, al utilizar película o papel
fotográfico, el paso por el laboratorio es obligatorio. Allí, la magia de la imagen latente
se manifiesta, emergiendo por la reacción de los haluros de plata. Nace una fotografía,
que vemos por primera vez.

Todo el proceso nos obliga a cuidar los tiempos, esperar y planificar el trabajo a realizar
tomando en cuenta la preparación del equipo, trasladarse a la locación, contemplar lo
fotografiable, minutos de exposición, revelar, evaluar y reflexionar sobre los resultados,
para corregir y volver a empezar.

Es una experiencia que ningún fotógrafo debería renunciar a vivirla. Por supuesto, hay
un componente romántico, regresar a lo tangible de la imagen única porque la
fotografía deja de reducirse al acto reflejo de disparar el obturador y obliga a explorar lo
ritualístico del hecho fotográfico. Es una invitación a vivir, a pensar la imagen.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.