Francisco Gutiérrez necesita de la ayuda oficial. (foto Jacinto Oliveros).

Francisco Ramón Gutiérrez, próximo a cumplir 80 años, vive solo en la calle Bejuma casa # 1-4 de la urbanización Fundación Mendoza, al sur de la ciudad de Valencia, y necesita de ayuda para mejorar su estado de salud.

Su último empleo fue de recolector de material para reciclaje, pero se cayó y no pudo seguir trabajando, pues debe permanecer acostado.

La ayuda que le prestan algunos vecinos es lo que le permite seguir con vida, pues ni siquiera tiene una cama donde dormir.

Como está delicado de salud le regalaron una silla de extensión de mimbre, y allí duerme.

Su vivienda se quemó hace dos años aproximadamente y está en deplorables condiciones. El anciano asegura que tiene una hija de nombre Nairobi, quien supuestamente trabaja en la maternidad del sur. Y un hijo que vive en el sector 13 de La Isabelica, pero ninguno de los dos se ocupa de él, pues ni siquiera lo visitan.

Solo un sobrino lo atiende de vez en cuando.

La Constitución, en su artículo 80, establece que “el Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los beneficios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida.”

El artículo 81 establece que toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria.

Pero esto no se ha cumplido con este ciudadano, pues solo los vecinos lo socorren.

Juan Ignacio Ferreira de la fundación @patitasgarritascalle, le llevó un médico particular hace días atrás y se le hizo una evaluación médica general para constatar su estado de salud.

Irma Servelión de la comisión de salud de Barrio Adentro de ese populoso sector y tomaron toda la información que pudieron, menos la médica ya que no contaban con los implementos básicos como un tensiómetro.

Por eso hacen un llamado a que se aboquen a este caso los organismos competentes del adulto mayor de la gobernación del estado Carabobo, Alcaldía de Valencia, consejo comunal de la urbanización y principalmente a los familiares directos. Francisco Gutiérrez, porque los necesita.

 

Con nota de prensa

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.