Foto: AFP
COMPARTE

El tenista australiano Jordan Thompson, 90 del mundo, dio este martes una de las mayores sorpresas que se recuerdan en Queen’s y eliminó en primera ronda al británico Andy Murray, primera raqueta del ránking y vigente campeón del torneo.

Thompson llegó al cuadro principal del ATP World Tour 500 de Londres esta misma mañana, cuando Aljaz Bedene causó baja por una lesión de muñeca y fue repescado de la fase previa (“lucky loser”).

El joven australiano, de 23 años, se impuso contra todo pronóstico de Murray, quien buscaba su sexto entorchado en The Queen’s Club, por 7-6(2) y 6-2, en una hora y 43 minutos.

Es el triunfo más importante de mi carrera. Andy es el número uno del mundo, el vigente campeón aquí y uno de mis ídolos. Es maravilloso haberle ganado aquí, en la pista central de Queen’s“, aseguró al término del encuentro un exultante Thompson.

En octavos de final, el tenista ‘aussie’, que cerró el partido ante Murray con un saque directo, se verá las caras con el estadounidense Sam Querrey, que se deshizo del “wild card” británico Cameron Norrie por 6-1 y 6-4.

“Fui punto a punto, no esperaba que fuera a ganar en dos sets; simplemente afronté el partido tranquilo y sin presión. Ayer estuve esperando a ver si podía disputar algún partido más y hoy tuve la suerte de que me llamaron para poder entrar en el cuadro principal”, indicó.

“Después del partido de hoy puede pasar cualquier cosa”, respondió entre risas Thompson al ser preguntado sobre una hipotética final.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.