Estas son algunas de las anécdotas e historias increíbles en torno al Día D, como se conoce al Desembarco del 6 de junio de 1944 en Normandía.

“La aventura erótica”

“Cuando los alemanes llegaron, los hombres tuvieron que esconderse, pero cuando los estadounidenses llegaron, hubo que esconder a las mujeres”. Este chiste francés resume “la aventura erótica” que los oficiales estadounidenses prometieron a los soldados para motivarlos a combatir durante el Desembarco, afirma la historiadora estadounidense Mary Louise Roberts, indicó AFP.

La propaganda describía a Francia como “un burdel genial habitado por 40 millones de hedonistas”. En las clases de lengua extranjera se enseñaba al GI (miembro de las fuerzas armadas estadounidenses) a decir en alemán “¿quieres un cigarrillo?” y en francés “es usted muy bella señora”, cuenta la historiadora.

Hubo “un número increíble de malos comportamientos” y relaciones sexuales “a plena luz del día en parques, cementerios, en las vías del tren” y también violaciones.

“152 soldados estadounidenses fueron procesados” por violación, afirma, añadiendo que 130 eran negros, señal del “racismo permanente” en las fuerzas armadas de Estados Unidos.

El espectro del fracaso

La victoria no se daba por sentada. Dwight Eisenhower, comandante de las fuerzas aliadas, redactó un documento el 5 de junio, justamente llamado “In case of failure” (“En caso de fracaso”).

“Los desembarcos en la zona de Cherburgo-Le Havre no han conseguido conquistar una cabeza de puente suficiente y he tenido que replegar las tropas… Si se ha cometido un error, asumo la responsabilidad”, escribió.

El ataque fue rápidamente un éxito en Utah, Gold, Juno y Sword pero rozó el fracaso en Omaha Beach, donde los acantilados beneficiaban a los alemanes.

El mar embravecido provocó el hundimiento de varias embarcaciones. Los GI desembarcaron demasiado lejos de la costa y el agua les daba por la cintura. Algunos se ahogaron inmediatamente.

De los aproximadamente 34.000 estadounidenses que desembarcaron, 2.500 murieron o resultaron heridos, lo que le valió a Omaha Beach el apodo de “Bloody Omaha”, “Omaha la sangrienta”.

En cuanto a los militares que llegaban por aire, “a menudo los lanzamientos en paracaídas fueron catastróficos”, recuerda el historiador francés Jean Quellien.

Con un peso de entre 30 a 40 kg sobre sus espaldas algunos murieron incluso antes de combatir.

La guerra de la desinformación...

Una operación de manipulación británica, bautizada “Fortitude”, trató de convencer a los alemanes de que el desembarco se haría en Escandinavia y en Pas-de-Calais, más al norte en Francia y por lo tanto más cerca de las costas inglesas, en vez de en Normandía.

Se crearon campos virtuales, con tanques hinchables, a lo largo de las costas británicas frente a Pas-de-Calais. Transmitieron mensajes de radio falsos e hicieron llegar información engañosa a los servicios de inteligencia alemanes.

Funcionó tan bien que incluso después del 6 de junio los alemanes seguían creyendo que habría un segundo desembarco en Pas-de Calais.

Y Hitler tardó en ordenar al 15º ejército acantonado en Pas-de-Calais que fuera al frente normando.

“Lo que realmente marcó la diferencia fue la operación Fortitude”, explica Antony Beevor, historiador británico especializado en la Segunda Guerra Mundial.

… y los amerindios

También había que impedir que el enemigo pudiera descifrar los mensajes de los soldados durante el desembarco. Un alemán que hablara inglés los hubiera entendido si los captaba.

Pero usar un código tomaba demasiado tiempo porque había que cifrar y descifrar el contenido. Los estadounidenses optaron por recurrir a los amerindios, y en particular a los comanches, como agentes de transmisión.

“Mi padre me explicó que en lengua comanche, ‘hombre blanco loco’ significaba Hitler”, explica John Parker, de 59 años, hijo de Simmons Parker.

Una ametralladora de calibre 30 se traducía como “máquina de coser con fuego”, un avión bombardero era “pájaro preñado” y un campo de minas, “bajo la tierra y matará”.

Un desembarco en… Indonesia

En diciembre de 2018 el servicio de correos británico tuvo que disculparse por un sello destinado a conmemorar en 2019 el 75º aniversario del 6 de junio de 1944 en el que se veía a tropas estadounidenses desembarcar en Nueva Guinea Neerlandesa (actualmente Indonesia).

“Les presentamos nuestras más sinceras disculpas”, señaló la Royal Mail. “Gracias por corregir o quedaréis como imbéciles”, tuiteó Paul Woodadge, un historiador especializado en el tema.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.