Anthony Bourdain (Foto AFP)

El chef Anthony Bourdain, estrella de la televisión estadounidense gracias a su programa “Parts Unknown” sobre la gastronomía de todos los rincones del mundo, fue hallado muerto en Francia a la edad de 61 años.

La fiscalía francesa dijo el viernes a la AFP que el cuerpo sin vida de Bourdain fue encontrado en la habitación de un hotel de Kaysersberg, en la región francesa de Alsacia.

“Hemos conocido la muerte por ahorcamiento de este chef estadounidense esta mañana en el hotel de lujo Le Chambard de Kaysersberg”, dijo el fiscal de Colmar, Christian de Rocquigny du Fayel, añadiendo que de momento “nada indica la intervención de una tercera persona” en la muerte.

CNN había informado previamente que fue hallado por su amigo francés Eric Ripert, copropietario y chef de Le Bernadin, uno de los restaurantes más famosos de Estados Unidos, ubicado en Nueva York.

“Con gran tristeza podemos confirmar la muerte de nuestro amigo y colega Anthony Bourdain”, dijo la cadena en un comunicado emitido la mañana del viernes.

El popular chef estaba en Francia grabando un nuevo episodio de su programa, afirmó el presidente de la cadena, Jeff Zucker.

“Es muy triste”, dijo de su lado el presidente Donald Trump, ofreciendo condolencias a sus seres queridos. “Me encantaba su programa, él era un personaje”.

Bourdain, que se había formado como chef, trabajó durante décadas en las cocinas de numerosos y famosos establecimientos, como el francés Brasserie Les Halles, situado en el sur de Manhattan.

Pero fueron sobre todo sus facetas como escritor y presentador de televisión lo que lo hicieron más conocido.

En 2000, publicó “Confesiones de un chef”, un libro en el que relata el lado oculto de la vida en las cocinas de los restaurantes, con el toque rocanrolero de la vida en Nueva York y de sus múltiples excesos.

Bourdain se forjó entonces la imagen de trotamundos, hedonista y humanista que lo acompañaría hasta el final de sus días.

“Realmente lo extrañaré”, escribió en Twitter Tarver King, un restaurador en Lovettsville, Virginia. “‘Confesiones de un chef’ me cambió la vida”.

– “Contar historias” –

Presentó luego varios programas televisivos sobre gastronomía hasta que llegó “Parts Unknown”, difundido desde 2013 por CNN.

El hombre de voz profunda, carisma natural y pelo blanco visitó todos los rincones del mundo decidido a celebrar las tradiciones culinarias más variadas, siempre buscando la originalidad y autenticidad.

No dudó en ir a lugares imprevisibles, lejos de los destinos turísticos, incluso en la región autónoma de Nagorno Karabaj, lo que le valió ser declarado persona non grata por Azerbaiyán.

En el primer año de emisión de su programa, recibió un Peabody Award, un premio que se otorga a la televisión y la radio estadounidenses, y el jurado elogió la capacidad del programa para “abrir al mismo tiempo nuestro paladar y nuestros horizontes”.

“Es irreverente, honesto, curioso, nunca condescendiente, nunca obsequioso”, consideró entonces el jurado. “Las personas se abren a él y, al hacerlo, a menudo revelan más de su ciudad y país de lo que un reportero tradicional podría esperar”.

“Nosotros hacemos preguntas muy simples: ¿qué te hace feliz, qué comes, qué te gusta cocinar?”, explicó Anthony Bourdain cuando recibió su premio.

Nacido en Nueva York, también fue galardonado con siete premios Emmy, las estatuillas más famosas de la televisión estadounidense, entre ellos cinco por “Parts Unknown”.

Este fanático del jiu-jitsu brasileño, que nunca viajaba sin su kimono, también era conocido por sus compromisos con diversas causas, en particular contra el acoso sexual en los restaurantes y en favor de la apertura cultural y la integración.

Había iniciado meses atrás una relación con la actriz italiana Asia Argento, a la que había apoyado en su cruzada contra el defenestrado productor cinematográfico Harvey Weinstein, a quien ella acusaba de haberla violado.

“Perdimos a un héroe”, comentó en Twitter el escritor especializado en gastronomía Michael Ruhlman, amigo de Bourdain.

La periodista gastronómica de New Yorker, Helen Rosner, destacó “la capacidad de contar historias” de un hombre para quien “decir la verdad era una forma de poder”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.