Realizados  el descubrimiento y la conquista por parte del reino español, al iniciarse la colonización de los pueblos del Nuevo Mundo, se impuso la religión católica, las costumbres y la gramática castellana de Antonio Nebrija, obra con que ha ingresado a la historia. Gramática presentada en 1492, a la reina Isabel de Castilla la Católica, el mismo año cuando zarpo el descubridor Cristóbal Colón  en su primer viaje a las Indias Occidentales, travesía que lo llevaría al Nuevo Mundo.

Nebrija bautizado como Antonio Martínez de Cala e Hinojosa, hijo de  Juan Martínez de Cala y  Catalina de Xarana y Ojo, nacido en la ciudad de  Lebrija, provincia de  Sevilla en 1444,  destaca como humanista, matemático, políglota, geógrafo, poeta e historiador, ocupó un sitial de honor en la historia de la lengua española, como autor de la primera gramática española y el primer diccionario de nuestra lengua en 1495. Realizó  estudios en la Universidad de Salamanca, donde se graduó  en Retórica y Gramática. A los diecinueve años se traslada a Italia, a realizar estudios inicialmente en la universidad de Bolonia de: Teología, latín, griego, hebreo, Medicina, Derecho, Cosmografía, Matemáticas, Geografía, Historia y, por supuesto, la Gramática.

En 1470, regresa a Salamanca, portador del humanismo renacentista, donde se dedicó a revolucionar la enseñanza del latín, publicó en 1481, “Introductiones latinae”. Esta gramática  con gran influencia latina, se dividía en dos partes: laAnalogía, que trataba sobre morfología, y otra parte que versaba sobre problemas de: sintaxis, ortografía, prosodia, figuras de dicción y un léxico que no era muy extenso. Sorprendido por el éxito de su obra, Nebrija la tradujo a la “lengua vulgar”, como se llamaba por entonces al castellano, que consideraba, que las partes de la oración son ocho:nombre, pronombre, verbo, participio, preposición, adverbio, interjección y conjunción, y en sus notas añade gerundio y supino.

En 1490, ocupó el cargo de Cronista Real hasta 1509. La novedad de la gramática, residía en que, nunca antes se había escrito en una lengua contemporánea. Para los hombres de la Edad Media, sólo el latín y el griego estaban dotados de una grandeza. que hacía esas lenguas merecedoras de estudio y análisis, mientras que las “lenguas vulgares“, se regían apenas por el gusto de los hablantes. Nebrija murió en Alcalá de Henares el 5 de julio de 1522. En su pueblo natal un monumento eterniza su memoria, nuestro Don Andrés Bello, sentó las leyes del castellano en América, y fue un elemento de identidad, que en pleno siglo XIX, marcó distancias con la lengua hablada en la Península Ibérica, se le considera el “emancipador de la gramática”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.