Símbolo de la NFL. / Foto archivo

Los dueños de equipos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) aprobaron este martes nuevas medidas de cara a mejorar la diversidad en la contratación de entrenadores y personal administrativo.

Sin embargo, no aprobaron una resolución que habría recompensado la contratación de minorías con una compensación en el sorteo universitario.

Desde la semana pasada la NFL Network informó que los dueños estaban considerando una propuesta que habría mejorado las selecciones del sorteo universitario.

Sería a partir de la tercera ronda de los equipos en seis o 10 lugares si contrataran a un candidato minoritario para vacantes de gerentes generales o entrenadores en jefe, así como otra compensación por la contratación de candidatos de minorías para puestos como entrenador de mariscales de campo.

Pero en la conferencia telefónica del martes se presentaron las resoluciones que implican la compensación del sorteo universitario, lo que significa que no se votó y las propuestas podrían considerarse para una fecha posterior.

Pese a lo anterior, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, manifestó que “hubo mucho apoyo” de cara a aprobar la medida, “pero también hubo algunas sugerencias, enmiendas y pensamientos de que podríamos querer volver y hablar con otros en la búsqueda de conseguir lo mejor”.

Goodell señaló que pretenden hablar con la Alianza Fritz Pollard, y tratar de fortalecerla y asegurarse de que haga lo que originalmente teníamos, que es recompensar a los equipos y entrenadores por desarrollar entrenadores minoritarios que puedan convertirse en entrenadores en jefe.

Entre las medidas que sí aprobaron se encuentran que ahora se requerirá que los equipos entrevisten al menos a dos candidatos de fuera de su organización para cualquier trabajo vacante como entrenador en jefe y al menos a un candidato de minorías de fuera de su organización para cualquier trabajo vacante de coordinador ofensivo, defensivo o de equipos especiales.

También se cambió su política contra la manipulación para relajar las reglas que han permitido a los equipos negarles a los entrenadores asistentes y ejecutivos la oportunidad de entrevistarse a la hora de trabajar con otras organizaciones.

La llamada Regla Rooney se amplía para aplicarse a varios puestos ejecutivos.

Los equipos y la oficina de la liga ahora deben entrevistar a “minorías y/o mujeres postulantes” para puestos como presidente de equipo y “ejecutivos senior en comunicaciones, finanzas, recursos humanos, legal, operaciones de fútbol, ventas, marketing, patrocinio, tecnología de la información y puestos de seguridad”.

Otra de las medidas que cambió es que cada uno de los 32 equipos de la NFL establecerá un programa de becas para entrenadores de minorías.

Las becas de entrenamiento deben ser puestos de tiempo completo, de uno o dos años de duración, para “proporcionar a las Leyendas de la NFL, minorías y mujeres participantes, capacitación práctica en entrenamiento de la NFL”.

Actualmente la NFL tiene sólo cuatro entrenadores en jefe y dos gerentes generales de minorías.

El hondureño estadounidense Brian Flores, de los Dolphins de Miami, fue el único candidato minoritario entre los ocho entrenadores principales contratados después de la temporada del 2018.

El puertorriqueño Ron Rivera, de los Redskins de Washington, quien había sido despedido un par de meses antes por los Panthers de Carolina, era el único candidato minoritario entre los cinco nuevos entrenadores en jefe contratados esta temporada baja.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.