En el dibujo aparecen el expresidente Donald Trump (centro), su abogado defensor Todd Blanche (izquierda), mientras el abogado defensor John Lauro responde a la jueza federal Moxila Upadhyaya.El fiscal especial Jack Smith permanece en el extremo izquierdo. Washington, 3 de agosto de 2023./ VOA

El miércoles había sido ya un día intenso. Una larga fila fue necesaria para tener un puesto en una de las dos salas de prensa listas para recibir el jueves a unos 100 reporteros, que como yo, cubrían la histórica audiencia de la Corte Federal de Washington, en la que expresidente Donald Trump escuchó cuatro nuevos cargos por los que irá a juicio el próximo 28 de agosto.

Pasa de las 4 de la tarde el jueves y como mis colegas, espero una señal de la llegada de Trump a la corte. Los medios reportan que el expresidente llegó a Washington en su avión privado desde Nueva Jersey.

La puerta de la corte por donde está previsto que entre Trump no tiene cámara instalada. Así que no me queda claro qué podré o no ver y escuchar, pero el sólo hecho de estar dentro de la corte me hace pensar que soy afortunado.

El vaivén de emociones no se detiene. Minutos antes de que Trump entrara al edificio, quedé fuera de un sorteo que definió los elegidos de un reducido grupo de 10 periodistas que pronto verán de cerca a Trump, flanqueado por sus abogados John F. Lauro y Todd Blanche.

Ni computadora, ni cámara, ni teléfono móvil. Todo lo que puedo usar es un bolígrafo y un cuaderno para tomar apuntes. Los reporteros estamos avisados de que está prohíbido grabar, recibir llamadas, incluso sacar fotos dentro de la corte. La única opción es escribir a la editora que actualiza en una suerte de blog y en tiempo real lo que logro observar y describir.

Trump aparece en la sala. Viste traje azul oscuro, lleva camisa blanca y corbata roja, los colores que suele usar casi siempre.

Se sienta al centro de la mesa, entre los dos abogados, entrelaza fuertemente las manos, luce serio, enojado y no parece tener la intención de cruzar la mirada con Jack Smith, el fiscal especial que ha llevado adelante la investigación de los documentos en Mar-a-lago y la investigación sobre el asalto al Capitolio el 6 de enero 2021.

En ese momento ya unas 50 personas están presentes en la audiencia, además de otros 15 asistentes, entre el equipo de la defensa y miembros del Departamento de Justicia de EEUU. El único micrófono abierto es el de Trump, pero los reporteros en la sala de prensa no podemos escuchar lo que dice.

«Esto está muy tranquilo», es lo único que alcanzo a escuchar del breve intercambio de palabras de Trump con su equipo legal.

A través de las pantallas ubicadas dentro de la sala de prensa veo comenzar la audiencia unos 15 minutos después de las 4 de la tarde. Trump responde algunas preguntas.

-Edad: 77 años.

-¿Ha tomado medicamentos? No, responde.

También ha dicho que entiende que puede quedarse en silencio y que si no tiene dinero para un abogado, podrá tener uno de la corte.

La jueza Moxila A. Upadhyaya lee los diferentes cargos y los años que podría enfrentar si es encontrado culpable. Trump escucha de pie.

Cerca del fiscal especial Smith están en la sala funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos. El documento con los 4 cargos tiene 45 páginas: conspiración contra los derechos de los ciudadanos, conspiración para defraudar a Estados Unidos, conspiración para obstruir un procedimiento oficial y obstrucción de un procedimiento oficial.

«Inocente», proclama Trump, después de escuchar los cargos.

Nota completa en VOA                                                  

¿Quieres recibir nuestros titulares diarios, matutinos y vespertinos?
Únete a nuestro canal de Telegram
https://t.me/titularesec

O a nuestro grupo de whatsapp
https://chat.whatsapp.com/E55qyLa9mGw2hNNrN32r1b

Con gusto te los enviaremos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.