El Gobierno argentino reglamentó hoy el programa para la investigación del uso medicinal de la marihuana, del que se podrán beneficiar aquellas personas que hayan sido diagnosticadas con epilepsia refractaria.

A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial con la firma del ministro de Salud argentino, Jorge Lemus, se detalla la aplicación del “Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados y Tratamientos No Convencionales”.

Esta herramienta fue creada a raíz de la ley aprobada el pasado 29 de marzo en el Congreso argentino que avala el uso medicinal de la marihuana y garantiza a ciertos pacientes el acceso al aceite de cannabis, habilitando su importación hasta que el Estado se encuentre en condiciones de producirlo.

En la resolución de este lunes se recuerda que quienes tengan epilepsia refractaria y a quienes se prescriba el uso de cannabis y sus derivados, con base en las evidencias científicas existentes, “son susceptibles de solicitar la inscripción en los Registros” para acceder al programa.

El texto contempla también la posibilidad de incorporar otras enfermedades, siempre que esta decisión esté basada en “la mejor evidencia científica”.

Además, establece que se fomentará la “capacitación continua” de profesionales de la salud en todo lo referente al cuidado integral de las personas que presentan las patologías contempladas, la mejora de su calidad de vida, y al uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados a través de cursos y talleres.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.