COMPARTE

AFP

Un gigantesco manto de flores multicolores tapiza el desierto de Atacama, el más árido del mundo en el norte de Chile, con una intensidad no vista en varias décadas, un maravilloso efecto del fenómeno de “El Niño”.

Sobre las inmensas laderas desérticas, florecieron miles de especies de flores de color amarillo, rojo, blanco o violeta, que han llenado de color este inmenso espacio vacío que en esta época alcanza temperaturas por sobre los 40 grados Celsius.

Miles de ‘suspiros de campo’ en tonos violetas y blanco y ‘añañucas’ amarillas emergen para vestir de color a la habitual palidez de sus tierras.

Se suman a esta fiesta de color miles de ‘garras de león’ , una especie endémica de Chile de color rojo, y ‘patas de guanaco’, que en varias tonalidades aportan su esplendor a este espectáculo de la naturaleza, que se suele producir cada 4 o 5 años y que en esta ocasión ha alcanzado una intensidad no vista en décadas.

“Este año ha sido particularmente especial, porque la cantidad de agua que ha caído ha hecho que sea tal vez el más espectacular de los últimos 40 o 50 años“, dijo a la AFP Raúl Céspedes, museólogo y académico de la Universidad de Atacama.

El fenómeno ha sido muy beneficioso para la región, que registra un aumento de 40% en la visita de turistas.

Es muy inusual. Hemos venido a desayunar con las flores. Venimos de Inglaterra conduciendo alrededor del mundo“, narra a la AFP Edward Zannahand, turista inglés que disfrutaba del paisaje.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.