(Foto Sundde)
COMPARTE

El Ministerio Público logró privativa de libertad para los gerentes de ventas y de contabilidad de la Distribuidora Kreisel, Giuseppe Sasson Pinto (67) y Osiri Benedette Mendoza Abatecola (41), respectivamente, por su presunta vinculación con el acaparamiento y sobre precio de más de 3.800.000 juguetes.

Tal irregularidad fue detectada el pasado jueves 8 de diciembre durante una inspección realizada en la sede principal de esa empresa, ubicada en Boleita Norte, municipio Sucre del estado Miranda.

En la audiencia de presentación, los fiscales 73° y 74º nacionales Arturo David Romero y Luis Verde, respectivamente, imputaron a ambas personas por la presunta comisión de los delitos de acaparamiento y especulación, tipificados en la Ley Orgánica de Precios Justos.

El Tribunal 6° de Control del Área Metropolitana de Caracas (AMC), con base en los elementos expuestos por los fiscales, dictó la medida privativa de libertad contra Sasson Pinto y Mendoza Abatecola, quienes permanecerán recluidos en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en El Helicoide (Caracas).

De igual manera, se les acordaron medidas reales de prohibición de enajenar y gravar bienes, así como el bloqueo de sus cuentas bancarias.

Los fiscales del caso solicitaron al mencionado tribunal del AMC que Avi Kreisel (60), originario de Rumania, y Rebeca Vaisberg de Kreisel (56) sean incorporados a la base de datos con alerta roja de la Policía Internacional (Interpol).

El jueves 8 de diciembre, funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) se trasladaron a la sede principal de la distribuidora, donde tras una fiscalización de rutina se percataron de que en dichos espacios tenían almacenados más de 587.000 juguetes, a pesar de que en su oportunidad habían manifestado contar solo con 38.000 mil unidades para la venta.

Adicionalmente, los representantes de la Sundde detectaron que las distribuidoras con las que negociaban pertenecían a los mismos importadores, por lo que se presume la triangulación de empresas por parte de los accionistas para elevar costos de la mercancía.

Al día siguiente (9 de diciembre), se desplegaron operativos de inspección en los galpones de Guarenas y la parroquia Candelaria del municipio Libertador del Distrito Capital, donde se incautó el resto de la mercancía, que totalizó 3.800.000 juguetes.

Poco después, efectivos del Sebin se apersonaron a la sede de la referida compañía importadora, donde detuvieron a Sasson Pinto y Mendoza Abatecola, quienes posteriormente fueron puestos a la orden del Ministerio Público.

Nota de prensa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.