(Foto Armando Díaz)
COMPARTE

Desde las 9:30 a.m. padres, representantes y profesores del colegio Hipólito Cisneros se reunieron en una Asamblea para discutir las directrices que se tomarían luego de las agresiones que un estudiante recibió por un Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el pasado jueves.

A la reunión asistieron Luis Guillermo Padrón, presidente de la Federación de Maestros y miembro de la Coalición Sindical. De igual modo, Zaida Silva presidenta del Colegio de Profesores seccional Carabobo.

Padrón destacó que la agresión fue el principal foco del encuentro en el que afirma que pareciese que el culpable fuese el estudiante de cuarto año y no el GNB o la Policía Nacional Bolivariana (PNB) por lanzar alrededor de cinco bombas lacrimógenas al recinto educativo. Los profesores también fueron protagonistas. Padrón dijo que los maltratos en su contra son parte de la realidad que se vive en el Hipólito Cisneros.

Algunas de las amenazas que recibían los docentes era que los trasladarían a otros centros si sus conductas no iban acordes con los deseos del director, Juan Polanco, quien luego de lo que llama Padrón como una evidente parcialización fue apartado del cargo que desempeñaba desde hace algún tiempo según lo acordado en la asamblea. Una decisión a la que avocó la gran mayoría de los asistentes.

Los traslados sólo pueden ser realizados cuando el docente lo solicita y no cuando algún directivo lo desea especifica el experto. Desde el punto de vista de la presidenta del Colegio de Profesores. En el Hipólito Cisneros se viven agresiones contundentes por parte de los profesores en contra de alumnos y el personal. Un caso especifico fue el que vivió un estudiante de cuarto año hace un mes cuando intentó conversar con la subdirectora, quien le respondió con insultos y lo mandó a morir y a comer excremento. Una conducta catalogada como antitética y poco profesional por Silva.

Al respecto del cargo de director la mujer detalla que Polanco no cubría los requisitos necesarios para ese puesto. Para eso se debe sumar una cantidad de horas laborales determinadas y pasar por puertos como supervisor y director.

El Carnet de la Patria es un requisito fundamental que exige la directiva para que el alumnado obtenga ciertos beneficios. Afirma Silva quien alega que los estudiantes le comentan que de no hacerlo les será más difícil entrar a la universidad.

La política impera en el Hipólito Cisneros. Los profesores y los mismos representantes lo comprobaron. Hay ojos de Chávez en todos lados y el mensaje “Aquí no se habla mal del Gobierno” se volvió un eslogan y una amenaza para todos los que piensan diferente.

La presencia de militares en el Hipólito Cisneros se debe a que ese colegio es la sede de la Junta Municipal electoral. Los padres de estudiantes acudirán a todas las instancias legales para denunciar lo sucedido.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.