Para lograr un balance neuro-emocional, es necesario realizar cambios en las rutinas diarias
COMPARTE

Para lograr un balance neuro-emocional, es necesario realizar cambios en las rutinas diarias

Los seres humanos están formados por cuerpo, alma y espíritu. Estos elementos se manifiestan a través de sensaciones, sentimientos y pensamientos. Las sensaciones se representan en los cinco sentidos, los sentimientos por medio de las emociones y los pensamientos a través de las convicciones y creencias.

Componentes que interactúan entre sí de forma de que cada emoción es capaz de generar un neurotransmisor a nivel cerebral y viceversa; por lo que pueden ser experimentados en lo físico y mental. Como un reactor nuclear hay un gran potencial en la expresión de toda esta neuro-química cerebral. “Por ello, se debe mantenerla en un balance dinámico para poder sacarle el máximo provecho”, explica Juan Carlos Méndez, médico cirujano especialista en medicina antienvejecimiento del Centro Medico Antienvejecimiento.

Los principales neurotransmisores que se conocen son la noradrenalina, serotonina, dopamina y endorfina. Cada uno tiene un efecto sobre nuestra conducta emocional y la interacción provoca nuevas experiencias:

  • La noradrenalina: estimula las funciones mentales de atención, concentración, memoria, juicio, pensamiento, inteligencia y sabiduría, preparando al cerebro para tomar conciencia, facilitar el aprendizaje y mejorar el estado de alerta. Es la molécula de la “fuerza de voluntad”. El exceso produce insomnio, paranoia o esquizofrenia; su deficiencia pérdida de memoria, fallas en el aprendizaje, demencia senil o Alzheirmer.
  • La serotonina: favorece al ánimo para realizar cualquier actividad con entusiasmo, vitalidad y energía; es la molécula de la “motivación”. El exceso produce inquietud, ansiedad o pánico y su defecto desánimo, desmotivación y depresión. Tiene una función reguladora sobre la noradrenalina y la dopamina. Es precursor de la melatonina para mantener el sueño.
  • La dopamina: coordina todas estas funciones motoras, influye sobre el impulso, vigor y deseo sexual; es la molécula de la “pasión”. Su exceso produce hiperactividad y su deficiencia decaimiento, inmovilidad y Parkinson.
  • Las endorfinas, es el neurotransmisor del bienestar, modula la respuesta al dolor por estimular los receptores opiáceos y su exceso enciende el fuego de la excitación, el éxtasis y el orgasmo; su deficiencia genera malestar y mal humor.

La sinergia entre la noradrenalina y serotonina provoca gran impulsividad; entre la serotonina y la dopamina genera gran necesidad y entre la dopamina y noradrenalina produce gran determinación.

En el metabolismo de los neurotransmisores intervienen vitaminas y minerales, los cuales son de vital importancia para regular y estabilizar sus niveles fisiológicos dentro de los rangos óptimos. “Las carencias de estos nutrientes predisponen a la aparición de los excesos o deficiencia de los mismos”, afirma el doctor Méndez.

Por ello, con el fin manejar de manera asertiva las emociones es necesario:

Cambiar los hábitos alimentarios, sobre todo sustituir el consumo de dulces por alimentos que contenga triptófano (cacao, pavo, etc.) de manera de liberar suficiencia serotonina intestinal (barriga llena, corazón contento)

Realizar actividades físicas regulares que estimulen la liberación de endorfinas y tener la sensación de bienestar

Recrearse y dormir lo suficiente para disminuir los niveles de las hormonas del stress (cortisol, adrenalina, etc.) y liberar las hormonas de la juventud (hormona de crecimiento, DHEA, etc.).

-Aprender técnicas de Programación Neuro Lingüística, Inteligencia Emocional u otras que te permitan cambiar la manera de pensar y la manera de vivir.

-Tomar los complementos alimentarios (dietary supplement) específicos y seguir las recomendaciones según el criterio del médico antienvejecimiento.

De esta manera, las personas podrán mantenerse joven, saludable y en forma, no solo del cuerpo, sino del alma y del espíritu.

Seña: Dr. Juan Carlos Méndez. Director Médico de la Academia Latinoamericana y Centro Médico Antienvejecimiento. Teléfono: 0212-9931729 / Redes @doctorantivejez

(Nota de prensa)

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.