(Foto referencial /cortesía)

En su residencia ubicada en Mamera 1, Antímano, hallaron muerto al comerciante Antonio Darío Cortez Guerrero, de 42 años, presuntamente víctima de un robo.

El sujeto presentó puñaladas en la espalda y en un costado, le perforaron el hígado. Además de haber recibido golpes en la cabeza.

Cortez tenía una bodega en su vivienda, sospechan que le abrió la puerta a algún conocido y este permitió el acceso de los delincuentes.

Su compadre Juan Carlos Brito dijo que siempre andaban juntos, estuvo llamándolo, no contestaba ni tampoco respondió los mensajes, por lo que fue a la casa del dueño de la vivienda, le pidió que abriera porque tenía llaves y al ingresar encontraron el cadáver tirado en la sala.

“Era un hombre muy trabajador, querido por los vecinos. Cuando llegamos a la funeraria había un autobús lleno de vecinos que fueron a despedirlo, antes de trasladarlo a La Fría, estado Táchira” expresó Brito.

Los agresores se llevaron el decodificador del Directv, comida, ropa, zapatos, dinero. Cuando fueron a buscar las ropas para vestir el cuerpo no encontraron ni una sola prenda.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.